‘Profesionalizan’ a albañiles

Tijuana.- Durante años, el oficio de la albañilería se realizó con formación empírica, sin mayor preparación que la que va dando la experiencia.

Ahora hay empresas que se han preocupado por la capacitación formal de las personas que ejecutan los proyectos de edificación.

No cualquier persona puede ser albañil sino que debe demostrar sus habilidades técnicas, antes de incorporarse a laborar en una obra y después, prepararse para mantenerse actualizada.

La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) en Tijuana cuenta con un Instituto de Capacitación de la Industria de la Construcción (ICIC), que prepara al obrero operativo (albañil) pues son un eslabón muy importante en la cadena de las edificaciones, consideró la jefa de capacitación del ICIC, Silvia Camarena Quiñonez. 

“La mano de obra es la que habla de la empresa o del trabajo final”, señaló, “la importancia que se capaciten es vital, son una pieza clave dentro de cualquier constructora, son la gente que dirigimos, pero quienes ejecutan son ellos”.

El ICIC nació hace 30 años en Tijuana, con el fin de brindar mayor calidad en las edificaciones, al capacitar a los responsables en todos los niveles. En esta organización se realizan capacitaciones para los agremiados, en nivel administrativo-empresarial, hasta el operativo.

“Los cursos los imparten personas especializadas, con certificaciones para dar cursos, EC2017, muchos son locales y otros vienen del interior de la república”.

A nivel nacional existen 44 delegaciones, las cuales cuentan con especialistas que imparten capacitaciones para preparar a los albañiles a fin de que las construcciones en que trabajen estén sólidas.

“Es compromiso tanto propio como del contratista o empresa que los tenga empleados, de preocuparse por su capacitación para que tengan un buen desempeño”.

Alrededor de 90 empresas están afiliadas a la CMIC y reciben capacitaciones del ICIC, para conservar la calidad en las construcciones.

Tipos de obra

La capacitación de los albañiles debe darse, no importa si es para el trabajo en una obra habitacional, comercial, industriales o de servicios especiales, destacó el ex presidente del Colegio de Ingenieros de Tijuana, Gerardo Tenorio Escárcega.

“Yo creo que lo habitacional es lo más sencillo de construir, pero es lo que más requiere detalles. En las obras comerciales lo que se quiere es terminar para generar (recursos) y en las industriales lo que quieren es que se termine (la construcción) para poder maquilar”.

Los albañiles por lo regular no cuentan con certificaciones, aunque hay excepciones, destacó Tenorio Escárcega y en esos casos depende de la empresa contratista. Cada obrero operativo trae un catálogo de los trabajos en los que ha participado y con ello se presenta para solicitar el empleo.

“Por lo general, es por experiencia y recomendación como se contrata a los albañiles”, señaló, “que cumplan en tiempos y no sean conflictivos”.

Dijo que los encargados de las obras, como son los ingenieros y arquitectos, están preocupados de que exista una cédula de certificación para los trabajadores en el área de albañilería.

“Hay albañiles que son ‘todólogos’, que son plomeros y electricistas”, explicó. “A veces se les da más una cosa, pero queremos que esté capacitado”.