La lucha fronteriza del “Buen Fin”

Tijuana.- Al estar en una zona fronteriza, la población en Tijuana continúa con la costumbre de viajar a Estados Unidos a comprar durante temporada de ofertas, hecho que le ha costado a la campaña de ofertas mexicana, “El Buen Fin”.

La campaña de descuentos que llega a su séptima edición este 2017, compite por el sector de la población que acude al viernes negro o “Black Friday”, día en el que  tiendas de Estados Unidos ponen grandes ofertas.

Las estimaciones del sector empresarial para el Buen Fin en el presente año, asciende a los 3 mil 500 millones de pesos en ventas de los comercios.

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) en Tijuana, Mario Escobedo Carignan, dijo que en esta ocasión la campaña está apoyada por el Centro Metropolitano de Estudios Económicos (CEMDI), que hará un estudio del consumo que realizado del 17 al 20 de noviembre.

“No habíamos medido en la economía de la ciudad los impactos del Buen Fin”, señaló Escobedo, “este año lo estamos haciendo”.

En Tijuana, el Buen Fin de la tercera semana de noviembre, tiene competencia directa con el “Black Friday”, el último viernes del mes.

“Tienen muchos años llevándolo a cabo (El viernes negro), tienen mucho más recursos para publicitarlo. Nosotros lo que hoy aprovechamos no es cuando se da el evento en Estados Unidos (Black Friday), sino el puente en México”.

En las primeras ediciones de la campaña de descuentos, el Buen Fin, se consideró el llamado viernes negro, como un inhibidor al esfuerzo que hacen los comerciantes mexicanos por posicionar los productos en el país.

“El mercado hispano, totalmente involucrado. El 90 por ciento de los bajacalifornianos enterados de lo que es el buen fin”.

Anualmente se estima que la fuga de consumidores a Estados Unidos es de seis mil millones de dólares.

En 2017 se inscribieron al programa más de 200 comercios dedicados a la venta de productos y servicios y ofrecieron descuentos desde el 10 al 70 por ciento.

En el resto de México

A nivel nacional la dinámica cambia respecto a las entidades de la frontera Norte de México, al no competir con los comercios de Estados Unidos, de acuerdo a los datos arrojados por la firma Deloitte México.

Ropa y calzado registraron durante 2016 el 34 por ciento del total de artículos comprados seguido de aparatos domésticos, muebles y artículos para el hogar con un 21 por ciento del total de las compras.

Las pantallas de televisión y los equipos de cómputo también se ubican como las favoritas de los consumidores mexicanos durante la campaña de ofertas en el país, con un 16 por ciento y un 12 por ciento, respectivamente.

Los productos más vendidos

–           Celulares

–           Pantallas de televisión

–           Muebles

–           Llantas

–           Electrodomésticos

–           Ropa

–           Accesorios

–           Línea blanca

–           Artículos navideños

–           Zapatos

–           Electrónica

En Tijuana

–           Participaron establecimientos de 17 plazas