Zona de Libre Comercio de Shanghai entra en funcionamiento

Redacción / El Informador de BC

La Zona de Libre Comercio (ZLC) de Shanghai, un área de pruebas de la campaña diseñada por el gobierno chino para profundizar en las reformas orientadas por el mercado e impulsar el vigor económico, entró en funcionamiento ayer domingo.

Localizada en las afueras de la ciudad, donde el río Yangtse desemboca en el Mar Oriental de China, el emplazamiento se prepara para explorar unas nuevas vías de reducción de la intervención gubernamental y abrir aún más la economía china a los inversores globales.

El ministro chino de Comercio, Gao Hucheng, afirmó que establecimiento de la ZLC era una decisión crucial adoptada en la nueva etapa de la reforma y apertura de China.

«Sigue la tendencia del desarrollo económico global y refleja una estrategia de apertura más activa», indicó Gao en la ceremonia de inauguración del área.

Durante el acto, se concedió la licencia para operar a 36 compañías en la zona, que cubre una superficie de 28,78 kilómetros cuadrados.

Una empresa mixta de Microsoft y BesTV, dedicada a la industria de los videojuegos, se convirtió en la primera compañía registrada en la ZLC.

El órgano regulador de la banca del país dio luz verde a once instituciones financieras, entre ellas las que se encuentran el Banco Industrial y Comercial de China, Citi (China) y DBS (China), para que establecieran sucursales en la zona, donde se probará pronto la controvertida liberalización financiera del país.

«Partiendo de la premisa de que los riesgos queden bajo control, China creará las condiciones para probar la convertibilidad del yuan en las cuentas de capitales, la fijación de los tipos de interés por el mercado y el uso transfronterizo de la moneda china en la zona», dice un plan general para la ZLC publicado el viernes por el Consejo de Estado (gabinete).

El director general de DBS China, Tan Teck Long, calificó el lanzamiento de la ZLC como un hito en la reforma económica del país, y agregó que el emplazamiento podría traer un desarrollo vigoroso al comercio, a la ley, a la consultoría y, especialmente, a la innovación financiera.

La zona ha sido establecida en un momento en el que la segunda mayor economía del mundo está afrontando una serie de retos que han surgido de su transformación hacia un modelo de mayor valor añadido e impulsado por el consumo.

La tasa del crecimiento económico de China descendió al 7,5 por ciento en el segundo trimestre del año, muy por debajo de las cifras de doble dígito registradas en la década pasada, ya que la ventaja por los costes está perdiendo fuerza y el rendimiento de las inversiones está disminuyendo.

Aunque la recuperación en materia de manufactura e inversión en los últimos dos meses garantiza que la economía china no afronte un aterrizaje duro, el país todavía tiene que hacer frente a la capacidad excesiva y a riesgos financieros tales como la gran deuda gubernamental y la banca en la sombra.

Los líderes chinos han estado pidiendo una actualización económica y unas reformas orientadas por el mercado desde que asumieran el cargo en marzo.

Está previsto que se discutan unos paquetes de reformas integrales en la tercera sesión plenaria del XVIII Comité Central del Partido Comunista de China que se celebrará en noviembre. Los analistas comentaron que la ZLC ha sido construida para probar la hoja de ruta de la reforma de China en la próxima década.

Tomado de http://spanish.china.org.cn