Ya es hora del cambio

Por Jorge Barreto

La patria es primero. Y es antes de intereses personales o ambiciones de a poder que no le son permitidas a nadie.

De ninguna manera podemos permitir que se dañe a nuestras instituciones que el talento y la dedicación de muchos hombres las han creado y mantenido a través de los años. 

No podemos permitir que una sola persona con una supuesta transformación, destruya la unidad de los mexicanos, nuestras instituciones más respetadas y viole la Constitución con la aparente complicidad de un sujeto traidor a sus principios, fungiendo como presidente de la SCJN en su momento.

Que no se atiendan, con la responsabilidad necesaria las prioridades de cualquier gobierno: seguridad, salud y educación, distrayendo los recursos en otras inversiones no prioritarias.

Desgraciadamente estamos viendo una intención siniestra de destrucción de una auténtica democracia, ahora que estamos en las elecciones más importantes de nuestro país.

Se han comprobado recursos materiales y humanos de la nación, trabajando a favor de la candidata oficial, lo cual es una violación flagrante a nuestras leyes electorales.

México ha demostrado que la fuerza de la sociedad es más fuerte que cualquier gobierno.

No podemos permitir que un solo hombre maneje y destruya nuestro país y pretenda poner, usando todos los recursos del gobierno, a su candidata para seguir manejando el país 6 años más.

La Sheinbaum será una dependiente de las órdenes de López Obrador sin duda alguna.

Xóchitl Gálvez representa el regreso a un país democrático, con tres poderes respetuosos e independientes y congruente en sus decisiones y prioridades, porque la patria es primero. “Ya es hora del cambio”.