Y usted ¿a qué vino?: La magia de Maga

He tenido la suerte de conocer este proyecto desde que vio sus primeras luces.

 Maga es una bodega en ciernes, producto del esfuerzo de una familia que se ha tomado las cosas en serio y que ha buscado – y obtenido – el consejo y la guía de productores consagrados, lo que no es poca cosa. Lorenzo y su esposa Laura empezaron como muchos y continuaron como pocos, en la escuela de oficios El Porvenir, de Hugo D´Acosta, en el corazón del Valle de Guadalupe.

Contagiados por el entusiasmo, sus hijas Romina y Fabiola y su hijo Luis se montaron sin pensarlo en este sueño líquido que comienza a dar sus incipientes frutos. Hace dos años dieron sus primeros pasos elaborando tres vinos diferentes utilizando uvas de cepas Carignan y Cabernet Sauvignon, dos de ellos monovarietales y uno resultado de la mezcla de ambas con solo tres barricas. El año pasado hicieron lo mismo, aunque en esa ocasión aumentaron la producción al utilizar seis barricas, todas ellas de segundo uso de la reconocida marca Seguin Moreau.

Este 2013 presentan en sociedad sus vinos de la cosecha del 2012: Acertijo, Arcano y Encanto. El primero es un vino elaborado en su totalidad con uvas Carignan, de aromas herbáceos en su primera nariz, emigra, apenas recibe los beneficios del aire, a notas florales y frutales que se van desdoblando hasta alcanzar ligeras notas anisadas. Es probable que a este vino le falte un poco de botella, es decir que no le vendría mal dejarlo durante algún tiempo reposando antes de consumirlo, digamos unos tres o cuatro meses.

La Carignan, originalmente Cariñena o Mazuelo, de Vinos Maga, proviene de un viñedo de temporal con más de cuarenta años de edad, propiedad de Rancho Portillo a quien los Madueño conocen gracias a la acertada recomendación de Juan Carlos Bravo (de vinos JC Bravo). El vino resultante promete potencia alcohólica y acidez balanceada, si somos pacientes.

Arcano fue Cabernet y ahora es Merlot. Las uvas provienen de los viñedos arenales de la vinícola Paralelo. Fruta madura, estructura redonda y elegante, es un vino que ofrece toda la tipicidad de la cepa. Aromas frutales suaves pero bien definidos y un final largo, con sutiles notas de café y chocolate blanco, lo que confirma el uso de barricas nuevas en esta última entrega.

Por último el Encanto, vino elaborado con una combinación de Carignan (60%) y Cabernet Sauvignon (40%), con aromas de fruta roja y pimienta que van de la mano de una evidente nota de vainilla. En el retrogusto se percibe una ligerísima nota amarga que en realidad no demerita al vino en su conjunto. Tres vinos con combinaciones sencillas, dos de ellos monovarietales.

Los registros de Maga nos confirman que la senda tomada es la correcta. En especial Arcano (Merlot) me sorprende. Siempre he pensado que hacer un buen vino con una sola cepa conlleva el mismo riesgo, y en su caso indiscutible mérito, de cantar a capella. Imposible engañar al olfato atento.