Von der Leyen promociona a la UE en México

Por Claudia Luna Palencia

La presidenta de la Comisión Europea (CE) cierra con broche de oro una vista toral para la Unión Europea (UE) tras palpar in situ la temperatura de las relaciones a nivel gobierno con Brasil, Argentina, Chile y México.

Hace unos días, en el país azteca, Von der Leyen, volvió a reiterar que México es un socio estratégico, un miembro clave del G20 con el que la UE comparte una serie de valores.

“Vamos a fortalecer nuestros nexos económicos y a profundizar la cooperación en temas ambientales, en la transición energética y ecológica y en temas sociales y en la migración”, subrayó la lideresa europea en su reunión con el presidente Andrés Manuel López Obrador.

La Unión Europea es el tercer socio comercial de México, mientras México es el decimocuarto socio comercial de la UE. Los flujos comerciales y las inversiones se han triplicado desde la entrada en vigor del Acuerdo actual. 

Al igual que la mayoría de los países del mundo, la pandemia global afectó los flujos comerciales entre México y la UE, que ascendieron a 51 mil 100 millones de euros en 2020 y disminuyeron un 17.6% de un año a otro. México atrajo 6 mil 600 millones de euros de Inversión Extranjera Directa (IED) en 2020. Y en cuanto a un monto acumulado de inversiones; la cifra histórica, de 1999 a 2021, con un total de 177 mil 300 millones de euros.

Con México, la UE lleva desde 2016 modernizando su acuerdo comercial y tampoco termina de cuajarlo, a pesar de que el 21 de abril de 2018, la UE y México lograron un Acuerdo de principio “sobre un pilar comercial modernizado” del Acuerdo de Asociación Económica, Concertación Política y Cooperación entre la UE y México; también, conocido como Acuerdo Global, vigente desde 2000.

Se supone que, dentro de la Presidencia del Consejo Europeo, que ostentará España en el segundo semestre del año serían discutidos ambos temas, tanto el destino del acuerdo Mercosur-UE; como el acuerdo modernizado entre la UE-México. Y además con la intención de destrabarlos.

Por si son peras o son manzanas. Lo que sí habrá en Bruselas, el 17 y 18 de julio, será la III Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños y la UE. Bruselas quiere regresar a la época de las cumbres constantes y los intercambios de ideas y de propuestas; aunque, si pretende seducir a los mandatarios de turno, tendrá que abrir el bolsillo prometiendo generosas inversiones en la región.

Von der Leyen ha cruzado el charco buscando socios fiables porque la UE requerirá 10 millones de toneladas anuales de hidrógeno verde para compensar su proceso de descarbonización; y no ha ido tan lejos para buscar partners, en Brasil que es la décima economía del mundo o en México, que es la decimoquinta.

A colación

Ha sido el avance inusitado de China en la región con sus inversiones y su apabullante capacidad comercial, lo que ahora preocupa a Von der Leyen. No en balde, en su discurso sobre el Estado de la Unión de 2022, ella insistió reiteradamente en llamar a la unidad a todos los socios comunitarios para crear una estrategia e invertir en “el poder de las democracias” y construir un bloque de afines.

Hay más de interés ideológico y político (que económico o comercial) aunque Bruselas conoce las necesidades de financiamiento, recursos e inversiones en la región y para eso ha preparado su estrategia Global Gateway.

¿Qué es el Global Gateway? Es la respuesta de la UE ante el proyecto ingente de China con su Nueva Ruta de la Seda (One Road, One Belt) que pretende vertebrar al mundo entero con el gigante asiático.

La UE a través del Global Gateway, vigente desde 2021, tiene una bolsa de hasta 300 millones de euros para apoyar inversiones que cumplan con los objetivos de la Agenda 2030 de la ONU y los Objetivos de Desarrollo Sostenible y el Acuerdo de París. Aunque el fondo acumula unos 10 mil millones de euros disponibles.

Desde Bruselas me explican que necesitan “un socio de confianza” para diseñar proyectos sostenibles y de calidad y garantizar que los proyectos se implementen de manera transparente.

Este plan de inversiones está guiado por seis principios básicos: 1) Valores democráticos y altos estándares; 2) buen gobierno y transparencia; 3) asociaciones en pie de igualdad; 4) proyectos verdes y limpios; 5) centrado en la seguridad; y, 6) orientado a estimular al sector privado.

¿Ha llegado tarde la UE ante la embestida china en la región? A China le ayuda bastante que no tiene un pasado colonialista con los latinoamericanos y en definitiva, la diplomacia de las vacunas antiCovid aplicada tanto por, Beijing como por Moscú, ha sido un picaporte para reconectar con varios gobiernos latinoamericanos.

Esta región vio cómo Estados Unidos vacunaba primero a su gente con viales de primera generación ARNm de Pfizer y Astrazeneca cuyos costos per cápita superaban las expectativas presupuestarias de las arcas latinas de muchos países. Las baratas vacunas chinas y rusas sirvieron para revitalizar los nexos con las naciones latinoamericanas. Von der Leyen quiere reconectar alianzas en una región que ha virado hacia una izquierda que a veces tira hacia el barranco y la UE cada vez se tiñe más de gobiernos conservadores con la ultraderecha avanzando en escaños. Difícil relación.