Volteando a la fecha límite de cambios

Por Pedro Gutiérrez

Iniciando el orden al bat

Estamos a dos semanas de llegar a la fecha límite de cambios y para los Padres de San Diego, eso significa una ventana de dos semanas para buscar opciones fuera de la organización para reforzar las áreas de oportunidad que actualmente existen en el equipo.

Mientras que hay mayores expectativas en figuras internas como Blake Snell y Dinelson Lamet en el pitcheo, junto a Eric Hosmer y Wil Myers en el bateo, lo cual tenerlos con alta producción significaría el equivalente a sumar a un bat productivo a esta altura de la temporada, pero la atención inmediata actualmente se coloca en la facultad de perseguir a un pelotero que pueda tener impacto en el roster de forma inmediata.

En cuanto a que necesitan los Padres previo a llegar al 30 de julio, la respuesta inicial es tan sencilla, que es la misma que aplica para todos los equipos en contención, pitcheo. Nunca puedes tener demasiado pitcheo en el béisbol y tal y como vimos en la postemporada 2020, este mismo puede desaparecer en un parpadeo.

En cuanto a las opciones viables, los Bravos cuentan con un récord debajo de .500 y con un par de lanzadores experimentados firmados por sólo el 2021, por lo que Drew Smyly y Charlie Morton podrían ser un par de brazos atractivos. Lo mismo podemos decir de Minnesota con pitchers como Michael Pineda y J.A. Happ y de Kansas City con Danny Duffy y Mike Minor.

En segundo plano, un bat de impacto que pueda encajar en diferentes posiciones. Idealmente sería un bat zurdo para dar mayor balance al lineup, por lo que Joey Gallo resalta como el más atractivo, al tener experiencia en los tres jardines y en la primera base. Como una alternativa pero en bateador derecho es Kris Bryant, que pese a ser tercera base, sin problema alguna puede ser colocado en los tres jardines o en primera base y siendo un bateador de calidad, cualquier equipo mejora con el solo hecho de tenerlo en su alineación, sin importar si es derecho o zurdo.

Una pequeña trivia

Nombra al único jugador en ser MVP del Juego de Estrellas y de la Serie Mundial en el mismo año.

En el círculo de espera

Este fin de semana, los Padres inician la segunda mitad del calendario con una gira larga de 10 juegos en 10 días, visitando a los Nacionales en Washington por tres juegos, seguidos por tres en Atlanta frente a los Bravos y cuatro en Miami en contra de los Marlins.

Será hasta el martes 27 de julio cuando regresen a casa, iniciando una estancia de seis juegos en seis días, recibiendo a los Atléticos por dos juegos y a los Rockies de Colorado por cuatro.

Y la respuesta es…

Derek Jeter en el 2000.

Por esta semana es todo, pero les recuerdo que “cada strike en la vida, los trae más cerca de su próximo cuadrangular”.

Compartir
Artículo anteriorLibertad
Artículo siguienteEl ocio y su contraparte