¡Viva Brozo! Y la Libertad de expresión

Por Juan José Alonso Llera

“No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defenderé con mi vida tu derecho a expresarlo”

En estos días se dio un encontronazo entre la “chairiza amaestrada” y mi querido y admirado Brozo. Les cuento: El “Payaso tenebroso” osó cuestionar al gran tlatoani de Macuspana, disputando la legitimidad y veracidad de las mañaneras de AMLO, alegando que era un espectáculo pre producido, llamado “La hora nacional de Andrés”, aseverando que las preguntas están hechas a modo, con un elenco de periodistas “chayoteros”, con personajes lamebotas y con muy poca seriedad e importancia para el país, o sea con un guión hecho por comunicación social de presidencia.

La gota que derramó el vaso, fue el momento en el que “Lord Molécula” le sede turno, cual dueño del evento, a un personaje peruano que se dedicó a adular a nuestro querido presidente. Brozo a su estilo y con su léxico (de todos conocido), hace una severa crítica a este espectáculo matutino, expresando su opinión en dos vertientes, por un lado, aplaude la democracia y que López haya llegado a ser presidente, pero por otro lado menciona que: “El presidente no está para que se le aplauda, está para que se le revise”, lo cual tiene absoluta razón.

Acto seguido las redes repletas de #AMLOVERS se envolvieron en la bandera de niño héroe y trataron de crucificar al comunicador, llegando al extremo de llamarlo racista, misógino, imbécil, traidor y una serie de lindezas que si las escribo seguro me linchan. Mi querido Brozo calificó a este selecto grupo como los inquisidores del “gansoficio”, y dijo que está conformado, principalmente, por personajes que anteriormente integraban parte de la oposición, hasta antes de la llegada de López Obrador al poder. Hoy simplemente se dejaron de quejar y se inmolan en pro de la 4T, esté bien o mal cualquier ocurrencia de su rayito de esperanza.

“Hay una atmósfera donde parece ser que lo que se quiere es que todo el mundo parezca disciplinado a aplaudir y apoyar lo que diga Andrés, lo que sea. Si te sales de ese guion, de alguna manera van a querer que lo pagues”, dice el buen Víctor Trujillo.

También aseguró en su programa que, si no hay resultados por parte de AMLO, las tensiones se irán haciendo evidentes y difíciles, lo que puede ser un arma contra los que piensan distinto y que no están de acuerdo. En paralelo el autor de la Beba Galván sostuvo una pelea en Twitter con el monero Hernández, en el que se atrevió a criticar aquel épico día que fui tan feliz, el día que el de la peluca verde presentó los videos desenmascarando a un connotado miembro de la 4T, el señor de las ligas, René Bejarano.

“Para agradecer a todos los que se me fueron al cuello, a todos los que quisieron ver cómo me podía desangrar en dos días. A todos lo que me quisieron pisar con zapato ajeno, con bota prestada. Y un abrazo a todos los que salieron a defender, no a mí, a la libertad de expresión. Fíjate por dónde se puede ir ponchando la libertad de expresión”. Pareciera que la gente de Andrés entiende por libertad de expresión solo lo que ellos dicen, y ni ti atrevas a cuestionarlos o más aun, a estar en contra de ellos. En fin, ¡bravo!, mi querido Brozo, nunca pierdas esa crítica aguda, inteligente y valiente contra el sistema en turno.

Hoy se vuelve a dar uno de los hechos más preocupantes donde parece que Andrés no entiende y de hecho se nota que goza con la polarización de los mexicanos, esto no es bueno para nadie, desgasta al país y lo pone en una situación de riesgo. México: te quiero, aquí cabemos todos, la diversidad de opiniones nutre a la democracia.

“Ya llegó Andrés Manuel, qué bueno que llegó, ya es gobierno. Y se le tiene que tratar como al gobierno. No como a un santo, no como a un ícono, no como a alguien venido de las estrellas, no cómo alguien parido del centro de la Tierra. Sangra y caga. Al poder se le revisa, no se le aplaude” – Brozo