Vientos de Santa Anna: Reina opacidad en eliminación de independientes

Por El Informante

Reina opacidad en eliminación de independientes

En afán de despejar dudas y no dar tanto de qué hablar a los malpensados, sería bueno que las autoridades electorales pudieran explicar claramente cuál fue el criterio utilizado para anularles tantísimas firmas a los aspirantes independientes Carlos Atilano y Carolina Aubanel. Es comprensible que haya errores en cinco, diez o 15 firmas, pero 7 mil ya parece un exceso. ¿Cuáles fueron exactamente los errores? Cómo es posible que se anule casi la cuarta parte de las voluntades ciudadanas que estos aspirantes reunieron y presentaron.

Si Atilano y Aubanel cometieron errores o de plano hicieron chapuza doblando o triplicando firmas o si incluyeron credenciales que no son del municipio de Tijuana, pues que se diga claramente y se exponga o que por lo menos  den detalles y expliquen en dónde exactamente fallaron. No es por pensar mal, pero hasta ahora en el INE no han sido un derroche de claridad y transparencia y lo mínimo que se le puede pedir a un árbitro electoral tan bien remunerado, es que desquite el sueldo y despeje dudas, pues hasta ahora la percepción es que a  Aubanel y a Atilano los eliminaron a la mala.

Y no crea usted que nada más los candidatos y sus equipos se quejan. Algunos líderes de opinión han cuestionado públicamente el mal arbitraje electoral como es el caso de Román Antonio Aboytes, presidente del Colegio de Abogados de Tijuana que abiertamente señala que el IEE no ha estado a la altura de este proceso y ni siquiera ha actuado profesionalmente. Por lo pronto todo hace indicar que los candidatos eliminados impugnarán. La gente de Atilano anda montando tremenda bronca en redes sociales, mientras que los seguidores de Aubanel han estado muy callados y discretos. La misma Carolina grabó un escueto video de 40 segundos en donde se limita a señalar que esto aún no se acaba e irán legalmente en defensa de sus 36 mil firmas.

Busca Gastón a seguidores de eliminados

Si sacamos la calculadora y le echamos cuentas, las firmas sumadas de Carolina Aubanel y Carlos Atilano deben de superar las 70 mil, un capital electoral nada despreciable. ¿A dónde irán a parar esos 70 mil potenciales votos? ¿Se convertirán en abstencionistas  ahora que han eliminado a sus candidatos? ¿O irán a engrosar la cuenta electoral de otro aspirante? Gastón Luken, ni tardo ni perezoso, invitó a los seguidores de ambos a sumarse a su redil para seguir apoyando la causa de la independencia. ¿Usted cree? La mera verdad se ve difícil. Al menos para los seguidores de Atilano, Gastón es el malo de la película y le han tupido muy duro en redes sociales. Lejos de verlo como un potencial aliado por ser independientes lo acusan de estar coludido con el árbitro electoral. Si algo queda claro es que ni un seguidor de Atilano va a apoyar a Gastón. Con los seguidores de Aubanel es posible que pueda Gastón pepenar algunos votos pues de  hecho ellos han dividido un pastel de seguidores con un perfil bastante similar. Lo cierto es que Gastón va a tener que trabajar durísimo si quiere que esta primera bayalla ganada pueda llevarlo al triunfo en la guerra.

Trasciende escupitajo

Tan duro estuvo el zipizape durante la visita de Andrés Manuel López Obrador a Baja California, que incluso en medio nacionales están  hablando de ello. Digamos que el tema del escupitajo que le aventaron a AMLO ha dado de qué hablar y ha puesto a discutir en todo México a los seguidores y detractores del tabasqueño, quien cosecha amores y odios por igual. Fiel a su estilo, López Obrador se encargó de decir que las notas sobre el zafarrancho fueron “orquestadas e infladas por medios al servicio de la mafia del poder”.

En cambio, para los múltiples detractores de AMLO, la visita a Baja California solo puso en evidencia la intolerancia y el carácter dictatorial del Peje. También quedó en evidencia la fractura tan grande que hay entre los morenistas, pues si algo quedó claro es que no es poca la gente  que se opone al control que sobre el partido ejerce Jaime Bonilla. Por lo pronto el abogado José Ángel Peñaflor ha salido a la palestra para desmarcarse del escupitajo y las protestas, pues el litigante es ubicado como el mayor antagonista de Bonilla y su grupo. Lo cierto es que independientemente de que el boicot y el escupitajo hayan sido producto de la “mafiosa conspiración capitalista que controla México”, la fractura de Morena parece ya insalvable.

Perredistas del chongo

Más vale solos que mal acompañados, dijeron los perredistas bajacalifornianos, quienes luego de haber presupuestado la alianza con el PAN, se vieron de pronto como únicos dueños y arquitectos de su destino electoral. El problema es que los perredistas, aunque cada vez son más poquitos, se las arreglan para armar tremenda bronca. Cuestión de ver cómo les fue en su elección interna, que según no pocas denuncias fue una cátedra de mapachadas, juego sucio y hasta violencia, por más que su dirigente Abraham Correa quiera minimizarlo. Por lo pronto, el diputado Roberto Dávalos salió a decir que según sus informantes, fueron el gobernador Francisco Vega de Lamadrid y el mismísimo Jorge Hank Rhon quienes metieron zancadilla en la elección del sol azteca. ¿Usted cree? ¿Habrá alguien aparte de los perredistas que esté preocupado o con insomnio por lo que suceda en ese partido?

Tranquis, tranquis en el PAN

En el PAN de Tijuana poco a poco se recupera la tranquilidad entre algunos actores que andaban inquietos por la designación de candidaturas. El dirigente municipal del partido, Raúl Felipe Liévano, ha tejido fino ese asunto y gracias a su oficio político se está logrando contener a los alebrestados, y si bien andan por ahí todavía quienes quieren hacer ruido, no más no “pintan”, dicen, ante el ambiente de unidad que se observa, sobre todo ahora que el PAN no va en alianza. Incluso varios personajes que en anteriores procesos se alejaban porque no estaban de acuerdo con ceder espacios a otros partidos coaligados, ahora se están acercando para sumarse a la causa.

Y mientras se realiza el disparo de salida para la carrera que termina el 5 de junio, por lo pronto, este sábado, en la ciudad de Mexicali, en las instalaciones del Instituto Estatal Electoral, se llevará a cabo el registro de los 5 candidatos del PAN a alcaldes del estado: Juan Manuel Gastélum, por Tijuana;  Lucina Rodríguez, por Tecate; Mirna Rincón Vargas, por Rosarito; Gustavo Sánchez en Mexicali; y Carlos Lozoya Peterson, por Ensenada.

El acto fue programado por la autoridad electoral a las 9:00 horas. Y ese mismo sábado, a las 11:00 horas, se realizará el registro de los candidatos a diputados del PAN, en los respectivos distritos electorales.

El PRI espera hasta el último

En el caso del PRI Tijuana, acudirá a solicitar el registro de su gallo René Mendívil, hasta el último día que marcó la autoridad electoral, es decir hasta el 8 de abril, debido a que según dicen en el bunker priista, están batallando para integrar la planilla de candidatos a síndico y a regidores.

La bronca es que son sólo ocho posiciones y la mayoría son para los aliados, Panal, PT, y Partido Verde, por lo que varios priistas de hueso colorado que tiene tiempo rifándosela con el tricolor de nuevo están quedando fuera, principalmente el sector femenil, como ya les pasó con las candidaturas a diputaciones.

Otra bronca es que a René Mendívil le gustaría ser él quien palomee a los miembros de su planilla, pues finalmente es él quien tendrá que lidiar con ellos por tres años en caso de ganar.

Sin embargo, como pasa en el PRI en cada elección, el candidato a alcalde tiene poco margen de maniobra en la integración de la Planilla, pues todo mundo me mete mano; la dirigencia nacional, la estatal, los sectores, y los personajes de peso que ya se conocen. Por lo pronto están volando cabello por todos lados.

Una ausencia de peso

En el acto del PRI del pasado lunes, en el que los delegados ratificaron al diputado local con licencia René Mendívil como su candidato a la presidencia municipal de Tijuana, hubo una notable ausencia; la del ex alcalde Jorge Hank, lo que para muchos es una prueba de que el señor de las apuestas y líder de uno de los grupos priistas más fuertes de la entidad, podría estarle negando su apoyo al abanderado priista a la alcaldía, debido a su relación con su archienemigo Fernando Castro Trenti.

Los otros tres que aspiraron a ser candidatos y a quienes se les dijo que no se registraran, por ahí andaban; Carlos Barboza, Carlos Jiménez, y David Saúl Guakil, pero dispersos y sin que se diera la foto levantándole la mano a Mendivil, para pues dar la muestra de unidad que se cacarea.

Hasta el ex alcalde Carlos Bustamante por ahí estuvo, lo cual también es de llamar la atención por el pleito cazado que se carga -por el permiso de su casino-, contra el mismo Hank y el alcalde Jorge Astiazarán, quien por cierto fue otro que brilló por su ausencia, aunque quizá por la hora (5:00 de la tarde), podría estar impedido legalmente para acudir a un acto partidista.

Una pregunta para Tirso Liévano: ¿Si hubo un proceso democrático abierto, en el que hasta participó Manuel Trasviña, declinando de última hora, por qué no se permitió que se registrarán Saúl Guakil, Barboza o Carlos Jiménez?

El recuerdo del Fideicomiso

El ex presidente municipal de Tijuana y ex panista Héctor Osuna Jaime, ya se encuentra listo para entrarle a la pelea por la alcaldía de esta ciudad, postulado por un partido que le venía coqueteando desde el 2012; el PEBC, propiedad de los Núñez Verdugo de Mexicali, luego de que no pudo llegar a un arreglo con Movimiento Ciudadano.

Como es de esperarse, Osuna Jaime integrará su planilla con miembros de aquel grupo de los “rojos”, que lideró en los 90 y 2000.

Uno de ellos que formará parte de su equipo es Víctor Adán López Camacho, a quien le dicen “el mago” de las finanzas, creador de aquel famoso Fideicomiso con el que se llevaron una buena lana el mismo Héctor Osuna Jaime y quienes lo acompañaron en la Presidencia Municipal de 1992 a 1995, y que fue motivo de una investigación que nunca llegó a nada por los arreglos en el Congreso entre priistas y panistas.

En peligro el Rosarito Art Fest

Parece que en Rosarito están aferrados a dispararse una y otra vez en el pie. Es como si el quinto municipio tuviera una irrenunciable vocación suicida, un deliberado gusto por autosabotear las poquísimas cosas valiosas que ha conseguido a lo largo de su historia. Uno de los pocos diamantes entre tantísimo carbón rosaritense es su comunidad artística. Contra viento y marea en Rosarito se crea arte. El Rosarito Art Fest es la constelación anual donde se muestra la riqueza y la diversidad creativa que hay en este rincón de México.

Es, por muchísimo, el mejor evento de cualquier categoría que puede presumir el municipio y una de las mejores fiestas culturales callejeras que se celebran en toda la región fronteriza de las californias. El Rosarito Art Fest crece, madura, se consolida, se diversifica y se vuelve cada vez más popular, pero justo cuando el festival parece estar alcanzando su mejor momento, viene el ayuntamiento a meterle zancadilla y a sabotearlo, pues supuestamente un grupo de comerciantes se ha quejado de que el festival afecta sus ventas por celebrarse durante el fin de semana del Memorial Day. Al parecer el arte no justifica ocupar dos cuadras del único bulevar Benito Juárez. Eso hay que reservarlo para festivales de tequila o cerveza o para el turismo chafo que deja la playa tapizada por latas de cerveza. Ese es el Rosarito por el que pugnan los políticos y los comerciantes. El del turista morrallero que solo exige cerveza barata y música grupera. El turismo que busca arte y cultura, al parecer, prefieren dejárselo al Art Walk de San Diego.

 

El Informante

yosoylector@infobaja.info