VIENTOS DE SANTA ANA: ¿Ruptura Bartlett-Blásquez?

Por El Informante

Un comentario de Joaquín López Dóriga en su columna del martes sobre Marco Antonio Blásquez inquietó a varios en redes sociales, pues la interpretación que se dio fue en el sentido de que el legislador petistas dejaría el Senado por instrucciones de Andrés Manuel López Obrador, cuando en realidad lo que “El Teacher” refirió fue que Blásquez podría cambiar de bancada, pero pues no sucederá ni una cosa ni otra, como que a la estrella de Televisa le pasaron mal el dato.

La suspicacia surgió luego de que la senadora Layda Sansores abandonó el Movimiento Ciudadano para integrarse a la bancada del PT en la Cámara Alta,  lo cual pudiera entenderse como una simple suma para el grupo petista, pero en el fondo se debe a la ruptura, -al parecer definitiva-, entre Manuel Bartlett y el senador Marco Antonio Blásquez.

Desde el principio de la legislatura el ex secretario de Gobernación y ex Gobernador de Puebla no digirió muy bien la idea de que el periodista tijuanense trazara una ruta parlamentaria alejada de los conceptos de la izquierda radical.

Las diferencias entre Blásquez y Bartlett fueron grandes en materia de telecomunicaciones, energía y transparencia. Sin embargo, se guardaron las formas y no pasó a mayores.

Pero algo pasó en estas semanas que de un día a otro se anunció la incorporación de la senadora plurinominal Layda Sansores a la bancada del PT, lo cual supone que el ex priista Manuel Bartlett quiera proteger a la bancada petista y los dineros que de ella obtiene, ante el riesgo de que el debate de las leyes secundarias acabe por romper su relación con Blásquez.

Hay que estar muy atentos a este esgrima político porque el senador de casa tiene como contendiente a uno de los políticos más experimentados de todos los tiempos, aquel al que se le cayó el sistema en 1988 cuando fue elegido presidente Carlos Salinas en un muy dudoso proceso electoral.

 

El agarre por el Quinto

La “guerra” al interior del PAN por las candidaturas que estarán en juego en las elecciones federales del 2015 y las locales del 2016 ya empezó, principalmente en lo que respecta a las diputaciones federales, y muy en especial por la candidatura del Distrito Quinto, ya que se considera la demarcación más panista de la ciudad.

Para buscar esa candidatura ya están más que anotados el ex alcalde Héctor Osuna Jaime, y el también ex alcalde Jorge Ramos Hernández, además de Héctor Magaña Mosqueda.

Pero quienes se encuentran ya sosteniendo encuentros con la militancia son las mujeres y es que habrá que recordar que hubo modificaciones a la ley electoral para que el 50% de las candidaturas correspondan a féminas, así es que por Tijuana no hay que perder de vista  a las ex regidoras María Luis Sánchez y Claudia Ramos Hernandez, a la ex diputada federal  Alma Cardona y la ex diputada local Adriana Sánchez.

 

Los cambios de Astiazarán

Como le habíamos adelantado la semana pasada, el doctor Jorge Astiazarán Orcí, realizó los primeros ajustes en su equipo de colaboradores a poco más de 100 días de iniciado su trienio al frente del Ayuntamiento de Tijuana.

El alcalde priista está jalando a su círculo cercano a gente de más confianza y moviendo las piezas en función de los perfiles y desempeño que han tenido hasta la fecha, y en otros casos dando por concluido algún compromiso político.

En la Delegación Municipal Centro, como ya se había “cantado”, Daniel Romero Mejía dejó el cargo para irse a colaborar con el embajador de México en argentina Fernando Castro Trenti. Dicho sea de paso se había dicho que Daniel se iba a ocupar un puesto relacionado con asuntos económicos, pero resulta para ocupar una agregaduría se requiere tener una carrera diplomática, por ello en la nómina don Daniel aparecerá como “asesor”.

En lugar de Romero Mejía el Presidente Municipal nombró a Karim Chalita, ex presidente de la Canaco, a quien desde hace tiempo se le veía coqueteando con los priistas, en especial con el grupo Hankista. Para Karim esta nueva responsabilidad representa el inicio de una carrera política, que poco a poco irá tomando forma en busca de una eventual candidatura por la alcaldía de Tijuana.

Otros cambios fueron el de Armando Franco Bustos, a quien se le pidió la bola como oficial mayor y en su lugar el Alcalde nombró al hermosillense Marco Antonio Dueñas, quien era el Tesorero Municipal y quien venía colaborando en el área de Finanzas desde la anterior administración, pero que se ganó la confianza del actual Presidente.

Como tesorera municipal fue nombrada una dama de todas las confianzas de Astiazarán, la contadora María Guadalupe Rivera Aguirre, quien hará muy buena mancuerna con el maestro José Guadalupe Mojica Moreno.

En el DIF Municipal, Laura Ayala dejó de ser la Directora, pero no quedó fuera de la administración, pues el Alcalde la llamó para que sea la encargada de Gestión Social de la Presidencia, y como encargado de giras fue nombrado Luis Eduardo Cantúa, quien venía colaborando con la primera dama Elia Manjarrez en el área de comunicación social del DIF.

En el DIF, como Directora se quedará Rosa Altagracia López, quien se venía desempeñando como subdirectora.

Dicen que habrá otros cambios en seguridad pública, aunque no de su titular, y posiblemente en otras Delegaciones Municipales, lo que trae “acalambrados” a algunitos.

 

Toma de compromiso

El nuevo presidente de la Coparmex Tijuana, Gustavo Fernández, ya giró la invitación para su toma de compromiso, será el 24 de abril a las 14:00 horas en el Gran Hotel.

 

“Verificentros”

Los diputados locales y concesionarios de los Centro de Verificación Vehicular, mejor conocidos como “verificentros” sostuvieron una reunión en el Congreso del Estado para despejar dudas sobre la prestación del servicio y operatividad.

Los representantes de estos centros salieron bien librados de los cuestionamientos de los legisladores Cuauhtémoc Cardona,  Gustavo Sánchez y Miriam Ayón, así como de las autoridades de los 5 municipios.

Aunque no se llegaron a acuerdos, las autoridades ejecutivas y legislativas despejaron dudas sobre la operatividad que permitirán que luego del próximo 3 de mayo, fecha en que termina la prórroga de los 100 días, la verificación vehicular continúe, y ahora sí a pagar todos.

 

Sin “anestesia” salida de Acosta

Así nomás, sin decir agua va y sin anestesia le llegó la guadaña a Enrique “El Trampitas” Acosta, que hasta la semana pasada todavía cobraba como delegado federal de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).

Dicen que la remoción fue en cámara rápida y sin dar lugar a que se armaran camarillas o estrategias de entrega y recepción. ¿Por qué tan fulminante el cese? Aunque sobraban tiradores locales para el puesto, desde la Gran Tenochtitlán optaron por enviar a la regiomontana Fernanda Villafranca Aguirre quien era coordinadora de delegaciones de la Sedatu y desde hace una semana ya despacha en Baja California.

El tema no deja de tener interesantes lecturas por ser un golpe duro y directo al grupo del “Diablo” Fernando Castro Trenti, pues Acosta ha sido históricamente su operador y mano derecha.  Lo peor para ellos fue que no dejaron al grupo meter mano en la sucesión, y quizá lo que también duela es que Villafranca es de extracción panista.

Para no entrar en las polémicas y jaloneos que hubiera implicado darle la Delegación a algún hankista o a cualquier priista local de otro grupo, en la Sedatu cortaron por lo sano y mandaron a una externa que al parecer viene a trabajar en serio.

Ante lo abrupta salida de Acosta, el PRI de inmediato lo arropó y lo mandó como Delegado del CEN a la Baja California Sur, y en su despedida amenazó con iniciar un movimiento para recuperar la Presidencia Municipal, obviamente con él como candidato.

Al parecer, una de las cosas que motivó la salida de Acosta fue su relación que tiene como abogado en el polémico asunto de los amparos a vendedores de autos usados, y como que desde el centro quisieron evitarle broncas al señor de Los Pinos, pues el tema este de los amparos va seguir dando mucho de qué hablar.

 

Largas sobremesas

Si los meseros de ciertos restaurantes agarraran un día la pluma y narraran sus experiencias, podrían escribir la historia política de Baja California entre tantas charlas de sobremesa que han escuchado.

El martes por la mañana, en el restaurante de un conocido hotel de la Zona Río en Tijuana, coincidieron, por pura casualidad,  más de una decena de actores políticos, aunque eso sí, cada uno por su lado.

En una mesa estaba el secretario de gobierno municipal Bernardo Padilla y en la mesa de a un lado estaba Eduardo “El Pochongo” Ledesma, delegado de Conagua. Justo en frente estaba el secretario de Salud en la entidad Miguel Osuna Millán desayunando con su amigo José Aguirre Lomelí y a un lado de ellos estaba el diputado local priista René Mendívil.

Entre los comensales estaba también Mario Madrigal, Leonardo Fernández,  Liliana Sevilla y Francisco Javier Reynoso Nuño, cada uno en su mesa aunque por supuesto, todos cumplieron con abrazarse y darse sus apapachos cuando se encontraron.

Cada quien es libre de tomar el café donde más le guste y en el caso de los que están retirados se vale pasarse la mañana entera en la chorcha.

Lo que sorprende es que funcionarios con un montón de problemas por resolver a cuestas alarguen la sobremesa y reciclen el cafecito casi hasta las 11:00 de la mañana.

¿Trabajo que no da para llegar al medio día no es trabajo?

 

Se reencuentran ex gobernador y ex secretario

Por cierto, ya que hablamos del tema de la salud, esta semana se reencontraron el ex gobernador José Guadalupe Osuna Millán y el ex secretario de Salud, su tocayo José Guadalupe Bustamante, a quien Osuna llevó como expositor invitado ante los alumnos de su cátedra en la Facultad de Economía de la UABC, donde el doctor les habló de políticas públicas en materia de salud. Cuestión de sensibilidad en el trato con los doctores, de andar todo el tiempo con su bata blanca por los pasillos de los hospitales, de saludar a las enfermeras y preguntarles sus necesidades, pero lo cierto es que el doc Bustamante es de los funcionarios más extrañados del anterior gabinete.

 

Busca ser líder del PES

El que anda cabildeando fuerte para convertirse en líder estatal del Partido Encuentro Social es Luis Moreno, quien anda haciendo talachita entre la militancia y también tratando de afiliar nuevos perfiles al pequeño partido.

La idea de Luis es dejar de ser, en la medida de lo posible, un partido que solo viva de alianzas y empezar a tener presencia propia. También busca ampliar el perfil y dejar de ser visto únicamente como un partido de cristianos evangélicos, algo que limita muchísimo su crecimiento.

 

En el aire la Feria del Libro

Faltan menos de dos meses para el arranque de la Feria del Libro de Tijuana y a la fecha sigue habiendo muchas más dudas que certezas en torno al evento. ¿Se va a celebrar en el Cecut? Hasta ahora, que se sepa, no hay convenio firmado.

¿Pretenderán celebrarlo en el Antiguo Palacio de la Calle Segunda? ¿Volver a la Plaza Río? Vaya retroceso. El director del IMAC Jesús Flores Campbell se recupera en casa tras una delicada operación mientras su segunda de a bordo,  Ava Ordorica (quien le fue impuesta a chaleco para su mala fortuna) y el coordinador de la feria, Leobardo Sarabia, hacen y deshacen a su antojo poniendo en riesgo la gran fiesta de los libros por un asunto de ego.

Académicos, escritores y promotores culturales que integraban desde hace dos años el auténtico Consejo de la Feria del Libro aportando su tiempo y sus ideas sin recibir nada a cambio, han preferido cortar por lo sano y bajarse del barco luego de ser marginados por Sarabia, quien desde un principio dejó claro que él ya tenía su club de amigos, “escritores reconocidos” que integrarían el comité literario.

Mientras los tiburones de las finanzas culturales hacen y deshacen, otros promotores más humildes y trabajadores, como René Castillo “El Grafógrafo”, recorren las prepas del estado con su Feria del Libro Estudiantil, que sin apoyo y con magro presupuesto lleva la lectura a los más apartados rincones.

 

PROTAGONISTAS DE LA SEMANA

Alejandro Monreal Noriega, policía municipal de Mexicali, quien fue nombrado Director de Seguridad Pública Municipal del XXI Ayuntamiento de la capital, en un atinado nombramiento que hizo, -ya en grado de desesperación-, el alcalde Jaime Díaz Ochoa, pues hasta sus amigos le dijeron que no cuando los invitaba para ese cargo, ya que le sacaban la vuelta al broncón que representa dirigir esta corporación. El nuevo jefe policiaco tiene 17 años como policía municipal y durante ese lapso se dio tiempo para estudiar la licenciatura en Derecho y hasta una Maestría en Criminología, así es que se trata de un elemento preparado y sobre todo que viene desde la tropa, por lo que trae ya el respeto de sus compañeros. Ahora falta que reciba todo el apoyo del Alcalde. Que tal mal andará la seguridad en Mexicali, que se robaron hasta las letras de bronce afuera del Palacio Municipal, que decían “Ayuntamiento de Mexicali”.

Ernesto Ruffo Appel, senador de la república, quien declaró en Mexicali sobre la contienda del PAN para elegir nuevo presidente nacional, que deberían declinar tanto Gustavo Madero como Ernesto Cordero, y propuso a Luis Felipe Bravo Mena como un elemento que pudiera unir al panismo en lugar de polarizarlo como lo están haciendo los contendientes oficiales. Ruffo apoyaba la idea de que fuera Josefina Vázquez Mota la jefa del partido, y luego destapó en febrero a Bravo Mena, ahora afirma que aún es tiempo de cancelar el proceso y buscar una figura que abone a la unidad. Pero como siempre Ruffo como que habla en el desierto.

Mariano San Román, Contralor de la Sindicatura Municipal de Tijuana, quien jaló reflectores esta semana por el rumor de su posible renuncia al cargo en el que apenas tiene un mes. Resulta que Marianito, en su calidad de Contralor, tendrá que revisar, investigar y emitir un dictamen en el asunto de las luminarias de la pasada administración de la que formó parte como regidor del Partido Verde. En su momento San Román aprobó el proyecto y su fiscalización, por lo que tiene un serio conflicto de interés, cuya única solución es su renuncia del cargo.