Vida actual de mujeres, causante de cáncer

MÉXICO.- Un nuevo estudio, publicado en septiembre de este año en la revista Nature, trazó el código genético de los diferentes tipos de cáncer de mama, este hallazgo puede dar una idea de cómo tratar la enfermedad con mayor eficacia.

Los investigadores analizaron los genomas de 825 tumores de pacientes con cáncer de mama, por lo que se encontró que hay cuatro subtipos principales de la enfermedad; cada uno con su propia biología y panorama de supervivencia.

Aunque se conocía algo de esta información, los estudios confirman que aún tomando en cuenta la enorme diversidad genética del cáncer de mama, éstos son los cuatro tipos principales de la enfermedad: HER2-enriquecido (HER2E), luminal A (LumA), luminal B (LumB) y de tipo basal. Cuando compararon a los cuatro tipos de tumores se hallaron similitudes genómicas marcadas entre los que son de clase basal (que es la forma más mortal de la enfermedad) y los tumores ováricos.

Según los científicos, estos dos comparten los mismos tipos y frecuencias de mutaciones genéticas, lo cual revela que ambos tumores pueden ser atacados con los mismos medicamentos (los que inhiben el crecimiento de sus vasos sanguíneos para cortar el abastecimiento de sangre al tumor) y los mismos compuestos de quimioterapia.

Más propensas

El doctor Matt Ellis, profesor del Departamento de Medicina de la Universidad de Washington, quien participó en el estudio, dijo a Metro World News que hay varios factores que aumentan el riesgo de desarrollar cáncer de mama.

Una enfermedad de la industrialización. Uno de los factores es que las mujeres tienen menos hijos o deciden tenerlos a edades tardías.

Ejemplo. “Hemos encontrado en la literatura de siglos atrás que las monjas italianas que fueron alimentadas mejor que el resto de la población femenina y que eran sedentarias y no tenían hijos fueron más propensas a desarrollar cáncer de mama. Estas monjas tenían un estilo de vida muy similar al que llevan las mujeres actualmente”, señaló el doctor Ellis.

La obesidad. También es un factor que aumenta el riesgo, así como la aparición más temprana del ciclo menstrual. 

El pasado. Antecedentes familiares de cáncer de mama.

Por último. Las mujeres que usan hormonas post-tratamientos para prolongar sus ciclos menstruales más allá de su tiempo natural también las pone en peligro. 

Avances

Lo que el estudio demostró

Ahora, después de estos resultados, los investigadores pueden enfocar sus esfuerzos en tres categorías terapéuticas:

Ajustes a los regimientos de quimioterapia estándar que se deben tomar.

Medicamentos específicos que pueden ser reutilizados para tratar eficazmente estos tipos de cáncer de mama.

Cuáles son las prioridades para el desarrollo de nuevos medicamentos.

“Al descubrir el origen de estos subtipos de cáncer de mama, ahora podemos crear nuevas hipótesis terapéuticas sobre esos datos”, explicó el doctor Ellis.

Las buenas noticias

El estudio ofrece ahora un marco casi completo de las causas genéticas del cáncer de mama, lo cual impactará significativamente a la medicina clínica en los próximos años.

Ellis también explicó que los científicos examinarán si los medicamentos que tratan el cáncer de ovario puede ser más eficaces que los protocolos actuales.

Sin embargo, hay algunos dilemas éticos sobre si se deben cambiar a nuevos tratamientos.

Por lo tanto, será necesario desarrollar más medicamentos para tratar cada tumor con una medicina hecha a la medida.

(Información tomada de Publimetro)