Viajaban funcionarios en autos irregulares

TIJUANA.- Inspectores de Visitaduría de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) realizaron una inspección en los vehículos del personal de las diversas áreas, estacionados en las inmediaciones de la Subprocuraduría de esta zona, resultando 12 autos irregulares.

El Visitador General de la PGJE, Abel Galván Gallardo, informó que esta revisión tuvo el propósito de verificar la legalidad de las unidades particulares que utilizan los servidores públicos de las distintas áreas de la corporación.

"Por disposición del Procurador, hemos mantenido diversas acciones que buscan fomentar que seamos precisamente los empleados de la Procuraduría los que pongamos el ejemplo de la legalidad con nuestros vehículos en regla", explicó Galván Gallardo.

En este sentido, dijo, se revisaron uno a uno los vehículos, para verificar que estuvieran sus documentos en regla y no fueran ilegales, con la verificación se busca que ningún funcionario de la dependencia posea un vehículo -ya sea oficial o particular- que no cumpla con los requerimientos establecidos para poder conducir un automóvil en el Estado, es decir que cuente con los papeles en regla, que este debidamente importado y registrado, o que si es auto con placas de Estados Unidos, el propietario sea residente o ciudadano norteamericano.

Todo automóvil oficial dijo el funcionario, debe contar con número económico a la vista y placas, mientras que los vehículos particulares deben tener su estancia legal en el país.

El Visitador General mencionó que de acuerdo a la Nueva Ley de Seguridad Pública los policías deben cumplir con los requisitos de para conducir un vehículo, y de no ser así podrían llegar hasta la remoción del cargo, ya que la nueva ley considera este hecho como  una falta grave.

Para el personal sustantivo la sanción varía, va desde una suspensión hasta un cese, ya que se deberá  revisar de manera particular cada asunto. Cabe mencionar que en relación al operativo anterior registrado el año pasado, el número de vehículos irregulares detectados en esa ocasión fue de menos de la mitad.

"Estos resultados nos hacen pensar que quienes trabajamos en la Procuraduría del Estado estamos tomando conciencia cada vez más de la responsabilidad que representa portar el uniforme ante la sociedad, y que el respeto hacia el servidor público empieza precisamente por nosotros mismos", afirmó.

Galván Gallardo adelantó que estos operativos seguirán registrándose sin previo aviso en toda la entidad, con el propósito de dar certidumbre a la sociedad en sus servidores públicos y continuar abonando en la cultura de la legalidad al interior de esta institución.