Vacaciones en la cuarentena

Por Dianeth Pérez Arreola

Mis hijas saltaron al escuchar al ministro presidente Marc Rutte anunciar en televisión el regreso a la escuela para el 11 de mayo. Están ansiosas por ir a clases pues la última vez que lo hicieron fue el viernes 13 de marzo.

La escuela nos envió un correo con los detalles: todos los grupos fueron divididos en A y B. Un día irán los niños del grupo A y al día siguiente los del grupo B para poder guardar la distancia recomendada de 1.5 metros. Si los números de contagiados, hospitalizados y fallecidos siguen a la baja se espera que en la tercera semana de mayo el gobierno anuncie por fin la apertura de los comercios y el fin de este esquema de turnos en las escuelas.

La directora pide por favor no molestar a los maestros pidiendo un cambio de grupo -por aquello de que el niño no haya sido asignado al mismo grupo que sus amigos-, pues se tomó en cuenta a los hermanos y hermanas que estudian en la misma escuela para que vayan el mismo día y así los padres no tengan que salir todos los días, lo que requirió un gran esfuerzo en logística pues es una de las escuelas más grandes de la ciudad.

Hasta ahora habían estado entretenidas con las video clases y las tareas que les asignaba la escuela, pero del 27 de abril al 10 de mayo son las vacaciones de primavera, por tanto no habrá tareas ni videollamadas que las mantengan ocupadas medio día, como había pasado hasta hoy. Las siguientes dos semanas serán sin duda las más duras de la cuarentena sin la rutina de la escuela en línea.

Hoy, el primer día de vacaciones es además el Día del Rey, un día feriado para festejar el cumpleaños del rey de Holanda, Guillermo Alejandro. Normalmente se instalaría una feria en la ciudad, el centro estaría lleno de bares móviles, barquitos en los canales, gente vestida de naranja en las terrazas, varios grupos de música en vivo y mercados de segunda mano en las banquetas.

El “Koningsdag” -Día del Rey- ha sido rebautizado este 2020 como “Woningsdag” o día de la vivienda. El rey y su familia no estrecharán cientos de manos hoy como todos los años y se quedarán en casa, desde donde el rey dio un mensaje por la mañana e hizo un brindis por televisión por la tarde alentando a la gente a disfrutar de este día.

Ámsterdam estaría a reventar este día y sin embargo las imágenes de la televisión muestran una ciudad semivacía. La policía vigila que no haya grupos de más de tres personas y que guarden la distancia entre sí. El 27 de abril es la fiesta nacional por excelencia y es muy interesante ver cómo la gente no pierde el ambiente festivo y en un ejercicio de disciplina ejemplar, hace la fiesta en casa.

Aquí celebramos también, pero no al rey; festejamos que hace 17 años mi esposo y yo nos conocimos en Madrid y esa noche cambió para siempre el rumbo de nuestras vidas. Una carne asada muy mexicana, cervezas holandesas y belgas, dos niñas que juegan juntas sin pelearse; no se puede pedir más.