Urge resolver el problema de la basura en Tijuana y San Diego

Redacción / Infobaja

San Diego, California.- “El aumento en la generación de basura y la reducción acelerada de espacios para disponer ésta son alarmantes, no sólo para la ciudad de Tijuana sino para el área metropolitana en la que está incluido el condado de San Diego”, dijo el regidor presidente de la Comisión de Fortalecimiento Municipal y Administración Pública del XXI Ayuntamiento de Tijuana, Francisco J. Hernández Vera, en la II Cumbre de la Estrategia de Recuperación del Valle del Río Tijuana, llevada a cabo en esta ciudad, considerada “La Más Fina de Estados Unidos”.

 

Desafortunadamente para la macro-región, apuntó el edil tijuanense: “…la Ley de Prevención y Gestión Integral de Residuos para el Estado de Baja California, promulgada en el Periódico Oficial No. 40 de fecha 28 de septiembre del 2007, y que obliga a los ciudadanos a separar los residuos sólidos en orgánicos e inorgánicos, entre otras cosas, ha sido letra muerta a 6 años de su aplicación…”.

 

En este contexto, dijo: “…Es urgente comenzar con el cambio de percepción, pero también es importante ver que no contamos con décadas para poner una solución a este problema, y que una ley a medias y blanda no está favoreciendo a que la población se involucre de manera consciente en el gran problema que representa la desmedida generación de ´basura´, que está por llevar a su límite de capacidad al único relleno sanitario (oficial) con el que cuenta actualmente la ciudad de Tijuana, Baja California”.

 

En su alocución frente a la selecta concurrencia, con la presencia de los alcaldes de San Diego, Kevin Falcouner; de Imperial Beach, Jim Janney; de National City, Ron Morrison; y, de Tijuana, Dr. Jorge E. Astiazarán Orcí, el regidor Hernández Vera, citó las siguientes consideraciones:

 

 “Para el grueso de la población, el problema de la “basura” termina una vez que el camión recolector se ha llevado los desechos o dejarla olvidada en algún sitio, pero esta etapa solamente representa transportar el problema a otro lugar.

 

A la par la gran cantidad de desechos de todo tipo de materiales que son expulsados de forma indiscriminada y sin ningún orden al medio ambiente en particular a las fuentes hídricas y pulmones de la región, ocupándonos en este caso la Recuperación del Valle del Río Tijuana.

 

Hasta el año 2003, cada habitante de Tijuana, Baja California, en promedio generaba 0.430 kilogramos de “basura” diarios. Actualmente y después de una década, según cifras proporcionadas por el INEGI Estadísticas de Ecología, en promedio cada habitante genera 0.746 kilogramos de desperdicios en el mismo periodo, siendo el más bajo, después de Tecate, B. C.

 

Además de lo anterior hay que sumar las toneladas diarias de residuos industriales y hospitalarios. El origen y composición de los desechos sólidos generados está relacionado con el nivel de ingresos de las familias, a mayor nivel de ingresos mayor es la generación de “basura”.

 

Del total de residuos generados, se recolecta tan sólo 78%, de los cuales únicamente 53% llega a depositarse en rellenos sanitarios y/o tiraderos controlados, lo cual implica que otro 47% queda a cielo abierto en cañadas, caminos, baldíos, calles, cuerpos de agua o tiraderos clandestinos o parques, perjudicando la calidad de nuestro suelo, aire y agua.

 

La contaminación del agua va más allá de la que vemos en ríos o cuerpos de agua, ya que los contaminantes se lixivian (filtran), afectando la calidad del agua subterránea de la que dependemos para contar con agua potable.

 

La calidad del suelo, por su parte, se ve afectada porque la “basura” cambia la composición química de éste, lo erosiona e impide así la penetración de las raíces y, por ende, el crecimiento de plantas.  La producción indiscriminada de residuos sólidos, además de contaminar nuestro ambiente, también implica un costo energético por el desperdicio de materiales que no pueden ser reciclados o reutilizados una vez que son mezclados y convertidos en “basura”, lo cual nos lleva a tener que producir nuevos materiales, la mayoría de las veces a partir de recursos naturales no renovables, como el petróleo…”.

 

Como corolario a su amplia exposición, el presidente de la Comisión de Fortalecimiento Municipal y Administración Pública del XXI Ayuntamiento de Tijuana, Francisco J. Hernández Vera, formuló el siguiente pronunciamiento:

 

 “…La separación enormemente limitada de nuestra  Ley de Prevención y Gestión Integral de Residuos para el Estado de Baja California, no es todo lo que habría que objetar; propongamos acciones, programas de impacto directo y soluciones específicas, para la Recuperación del Valle del Río Tijuana, de forma inmediata, ya que son las respuestas que los ciudadanos esperan de los Gobiernos de San Diego, California (Estados Unidos de Norteamérica) y Tijuana, Baja California (México).

 

 

 

Los ejes obligados:

 

1. Gobierno: Convocar y encauzar a los ciudadanos a participar en una o más campañas permanentes para lograr un manejo eficaz y adecuado de la “basura”, empezando por propiciar un cambio cultural y conductual, promoviendo la valorización de los residuos, promulgando leyes estrictas y sobre todo brindando la infraestructura necesaria para la separación y el reciclaje de los residuos inorgánicos.

 

2. Municipios: Además de proporcionar un servicio eficaz de recolección y manejo de la “basura”, el municipio de Tijuana deben contar con centros para el acopio de desechos reciclables y rellenos sanitarios (solucionar los clandestinos). También con estricto sentido de ‘cero tolerancia’, aplicar leyes y reglamentos para regular los días, horarios y condiciones de recolección de los desechos.

 

3. Empresas: su compromiso principal es el de responsabilizarse de sus propios desechos y retribuir al medio ambiente de alguna forma los recursos que utilizan. Es importante que minimicen y controlen sus residuos y se ocupen del buen manejo y desecho de su “basura”.

 

4. Población: Las acciones como ciudadanos deben están enfocadas a disminuir la generación de residuos, así como adquirir el hábito cultural de responsabilizarnos de su “basura”, no únicamente desde que ésta abandona en su hogar sino hasta su destino final.

Agradecimiento para Alter Terra

 Al finalizar esta reunión binacional del «Grupo de Recuperación del Valle del Río», con sede esta vez en las instalaciones de «Olivewood Garden», de la ciudad de National City, el regidor Hernández Vera expresó: “Ha sido una reunión que nos acerca cada vez más al sueño de un mejor nivel de vida para ambas ciudades, y por supuesto una mejor calidad del agua que transita por Tijuana y San Diego. Agradecemos enormemente a nuestros anfitriones de ALTER TERRA, Arq. Oscar Romo y Jennifer Hazzard, por hacer posible la realización de dicho encuentro y por fin poder culminar con el Plan/Estrategia a 5 años”.