Urge atender falta de hidrantes

Dispuestos los industriales a donar 50 hidrantes de aluminio. Fotografía: Cortesía

Por Manuel Villegas

Tijuana.- El problema de la falta de hidrantes en Tijuana, en parte por ser objeto de vandalismo y robo, no es privativo de las zonas industriales sino de toda la ciudad, afirmó Salvador Díaz González, presidente de la Asociación de Industriales de la Mesa de Otay (AIMO).

Señaló también que es una necesidad a lo largo del año y no nada más en temporada de calor, esto preocupa a los inversionistas.

De acuerdo con información de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) y de la Dirección de Bomberos de Tijuana, en promedio, de cada cinco de estas tomas de agua instaladas sólo una está en buenas condiciones de funcionamiento; esto es, que de un registro de 2 mil 300 hidrantes, 480 pueden operar sin problema en caso de siniestro.

Desde principios del 2018, a pesar de declaraciones y avisos sobre la urgencia de instalar más equipamiento e infraestructura para la atención de incendios, la cantidad de hidrantes se mantiene y no crece, según indicaron a Infobaja dirigentes empresariales y bomberos consultados.

Díaz González reiteró su llamado a instancias como el XXIII Ayuntamiento de Tijuana -que tiene apenas dos semanas de instalado- y las comisiones estatales del Agua (CEA) y de Servicios Públicos de Tijuana (Cespt), para que se acelere el proceso de análisis, normatividad y disponibilidad de red de agua para la instalación de más hidrantes tanto en la Ciudad Industrial de Otay como en diversas comunidades de Tijuana.

Los industriales están dispuestos, dijo, a hacer un donativo de 50 hidrantes de acero inoxidable, equipo inviolable, y “garantizado contra el robo de partes porque ya no serán de cobre”, cada uno con valor cercano a mil 700 dólares, pero es importante que existan las condiciones para que la inversión no se pierda ni sea muy tardada la instalación, todo con el fin de prevenir contingencias por siniestro.

“Plan piloto”

En las empresas de AIMO, expuso el dirigente, ya funcionan seis hidrantes de aluminio y faltan otros cuatro por instalar, ya comprados y pagados, pero el municipio y la Cespt no han intervenido “porque no tienen recursos para instalarlos”.

Agregó que los 33 hidrantes que hay en esta zona de Otay Centenario “eran parte de un plan piloto”, para observar la funcionalidad de los de aluminio, y posteriormente se iban a evaluar la normatividad (Norma Oficial Mexicana o NOM), desempeño y otros aspectos, e inclusive cuentan con el visto bueno de la Dirección de Bomberos, pero faltan las respuestas de municipio y Estado para seguir con el proyecto.

Díaz González expuso que “es una desilusión y una decepción” para el sector, ver que persisten este tipo de trabas que retrasan la instalación de equipo innovador para atender siniestros, pues estos hidrantes urgen para prevenir la pérdida de fuentes de empleo e inversiones ante el riesgo de incendios como los que ya se han registrado en esta zona.

“La gente que se quede sin empleo o sin casa, ellos no saben de normatividades, no ven qué tanto cuesta instalar un hidrante, nosotros estamos dispuestos a pagar y a que se instalen pero nos falta respuesta de las autoridades”, afirmó. “Estamos trabajando para hacer una donación de 50 hidrantes, para que se complete esta zona de Otay y se destinen las otras a la Zona Centro o a otras comunidades”.