Una comedia muy italiana y otras novedades

Por El Recomendador

1.- La increíble historia de la isla de las rosas, película italiana que relata la historia de un ingeniero idealista que construye su propia isla en mar internacional cerca de las costas de Italia, declara su independencia y hace gestiones para su reconocimiento internacional.

Estamos frente a una comedia que cuenta con todos los elementos de sutil risa loca que es en el cine una especialidad casi exclusiva de los italianos.

El relato está fundado en hechos reales. Dice la Wikipedia que “La República de la Isla de las Rosas (en esperanto, Respubliko de la Insulo de la Rozoj) fue una micronación de existencia breve ubicada sobre una plataforma en el mar Adriático, a pocos kilómetros de la costa de Rímini. La bandera de la Isla de Rosa era anaranjada, con un escudo blanco en el centro con tres rosas rojas con tallos y hojas verdes.

En 1964, el ingeniero italiano Giorgio Rosa pidió permiso para probar una nueva técnica para la construcción de una gran plataforma de 400 m² sostenida por nueve torres apoyadas sobre el lecho marino”.

Recién graduado este ingeniero idealista, acompañado de gente parrandera y jocosa emprende sus aventuras, siempre fuera de la ley y en medio de las olas de rebeldía que explotaron en el 68, en que se funda la Isla, obligando al gobierno italiano al imprevisto final que aquí dejamos sin narrar.

Para Cineuropa se trata de “una película ambiciosa y bien hecha que se centra demasiado en la naturaleza absurda de la historia y no rinde suficiente homenaje a la extraordinaria hazaña que lo inspiró”.

Para ciertas jovencitas idealistas que hoy suelen protestar con acciones iconoclastas, la película muestra un poco lo que puede ser una rebeldía imaginativa y, en todo, pacífica. Un anarquista simpático acaba fundando un gobierno imprescindible para reclamar sus derechos a la independencia.

Estudiado bien el idealismo anarquista que hoy ya no adopta casi nadie, en algo se muerde la cola, porque a toda nación que se quiera independiente hay que ponerle gobierno. La parte de los críticos a los que no gusta del todo el filme, reconocen que está hecho con un gran optimismo y que se deja ver. La película está disponible en Netflix.

2.- Novedades que requieren advertencias: Hemos elogiado aquí algunas plataformas dizque de cine gratis. Al presentar a Pluto.TV como una alternativa deseable para que compita con la empresa dominante, ya advertíamos que había gato encerrado en la gratuidad.

Acabamos de descubrir otra empresa norteamericana que se anuncia como cine gratis, pero que, si lo quiere uno ver sin anuncios, hay que pagar una cuota, se llama FreeTV, https://www.freetv.com/. Esta empresa tiene las mismas desventajas que las otras: mercantilismo ajeno a la calidad artística: voyerismo sexual, sensacionalismo y violencia.

FreeTv no dobla sus películas ni series, no les pone subtítulos a muchas. En realidad, no hay nada que sea absolutamente gratis. El precio a pagar es siempre tener que soportar comerciales que nos interrumpen continuamente, sobre todo en la TV mexicana en la que los anuncios son muy abundantes, muy abusivos y muy necios, ante la indiferencia absoluta del Gobierno Federal.