Un vivir a lo tonto y otro inteligente

Por El Recomendador

Tener o no un rumbo en la vida; ser pasivo o cuestionar el mundo en que vivimos, es el dilema que ejemplifico al lector contrastando estas dos historias. 

La primera, para variar de Netflix, en que se presenta una cariñosa familia que celebra una fiesta de navidad sin creer en el festejado en ella, pero sí en el decreto del gobierno que convida a la eutanasia colectiva. 

La segunda, una serie noruega de la plataforma Europa que cuestiona la vida contemporánea y está repleta del amor conyugal y de los ideales contenidos en el juramento de Hipócrates y en la rebeldía contra un mundo mercantil insaciable que tiene a las sociedades contemporáneas en decadencia.

1.- Última noche (Silent Night), película inglesa que hace exclamar a un agudo crítico: “¡Conspiranoicos del mundo, uníos!”. Película no sólo recomendable a los maniacos que ven conspiraciones en todo, sino que también a quienes quieran tomar la píldora “de salida” eutanásica en la próxima pandemia y hacerlo precisamente en un festejo anti navidad.

Es bien sabido que la navidad se ha convertido en algo sentimentaloide y falso porque, en realidad, ya pocos creen que haya algo que festejar. Aquí ningún miembro de las familias protagonistas cree que el Niño Dios vino a este mundo ni que se haya tomado la molestia de traer la salvación ni el amor ni la misericordia y que nada puede hacer ante una pandemia mortal que los científicos han decretado traerá una muerte apocalíptica y muy dolorosa para todos los vivientes que se nieguen a suicidarse.

2.- Valkyrien, serie noruega de ocho capítulos del estilo “Nordic Noir” con críticas muy divididas, pero que, al menos, coinciden en la necesidad de cuestionar el mundo contemporáneo y los excesos del poder de la burocracia y de la corrupción creciente.

“Narra la historia de un prestigioso médico que busca la cura para la enfermedad terminal de su mujer, y para ello decide montar una clínica clandestina bajo tierra con la ayuda de uno de sus expacientes, obsesionado con el Apocalipsis. Ganadora de 3 premios Golden Screen, los galardones de la televisión noruega, ha sido definida como la ‘Breaking Bad’ escandinava” (Filmaffinity).

Más allá de la publicidad, los valores familiares y el sentido crítico social están presentes en ella. Con una segunda parte muy criticada se comenta un buen planteamiento inicial Ravn es un prestigioso médico cuya esposa, también médica, Vilma, tiene una enfermedad incurable a la que le niegan el tratamiento experimental que ellos mismos han patentado. Por eso deciden fingir la muerte de ella y llevarla al refugio abajo de la Ciudad para desarrollar una cura portentosa.

En la segunda parte se hace ver cómo la economía informal llega a cuantificarse hasta casi el 25% de la economía total.