Un partido a la vez

Por Guillermo A. Sánchez-Aldana

¿Es justo inflar a un equipo que fue tan irregular en la temporada pasada como Xolos tras tan solo 90 minutos de juego, en donde por momentos lograron dominar y eventualmente vencer al que fuera el conjunto más ganador de la fase regular del Clausura 2019? Después de todo el cuadro de Santos Laguna fue capaz de colocarse como el líder absoluto de la competencia con 37 puntos y se consolidó como la mejor ofensiva del certamen, con 40 tantos a favor. Y sí, su eliminación en cuartos de final ante el combinado de Monterrey fue una de las más catastróficas de la postemporada, con un duelo entre el primer y octavo lugar concluyendo con un marcador de 6-3 a favor del equipo “más débil”, pero se está hablando del mismo conjunto regiomontano que se proclamó campeón hace tan solo un par de semanas. Así que tomando esto en cuenta se vuelve a plantear la pregunta que se hizo al principio: ¿uno se puede empezar a creer que este equipo de Tijuana puede llegar lejos en base a lo visto en su partido del debut? Y la respuesta, al menos si le preguntan a uno, es un “sí” que viene cargado con una infinidad de frases trilladas como “pero queda mucho torneo por delante” o “pero es difícil sacar conclusiones tras solo un partido.” En fin, para el optimista este triunfo da mucho y para el pesimista también; el chiste es escoger el lado adecuado.

Ahora bien, para los que optaron por no ver el partido entre Tijuana y Santos Laguna se perdieron de una exhibición sorpresivamente entretenida, sobre todo tomando en cuenta que apenas es la jornada 1, entre dos equipos que mostraron cosas interesantes y dejaron todo en la cancha. Tanto Xolos como Guerreros buscaron el triunfo constantemente, mismo que se llevó el cuadro rojinegro con un marcador final de 2-1, y de ahí vale la pena destacar un par de detalles que resaltaron al analizar el accionar del cuadro canino: su buen parado defensivo y su capacidad de reacción para tomar la ventaja en dos ocasiones y así asegurar la victoria.

Se menciona el aparato defensivo del equipo tijuanense específicamente porque en sus últimas dos apariciones en el estadio Caliente se vieron superados tanto por el conjunto de León como por el de Monterrey, por marcadores de 2-1 y 4-0 respectivamente, además de que en su última cita ante el combinado lagunero también sufrieron una derrota abultada de 4-1, dejando claro que hubo deficiencias defensivas en la temporada pasada y al menos en este primer partido se vieron mejoras. Ese orden defensivo fue clave para detener al mejor ataque del torneo pasado, dándole así oportunidad a la ofensiva para anotar un par de goles y sellar el primer triunfo del año. Y algunos dirán que no se debió haber marcado el penal a favor del cuadro local, ya que la jugada estuvo sumamente apretada, pero queda claro que el contacto en el área existió y de no haberse marcado también hubieran existido quejas; fue una de esas jugadas que divide opiniones.

Claro que se está siendo extremadamente positivo tras un partido, pero uno tiene que serlo si espera sobrevivir una temporada completa viendo a los Xolos; con ellos siempre será de un partido a la vez.

Compartir
Artículo anteriorSabor a Tijuana Fest
Artículo siguienteEn paz