Un par de receptores es un buen problema

Por Pedro A. Gutiérrez

Iniciando el orden al bat

Con el reciente llamado de Francisco Mejía al roster de Grandes Ligas, el mejor prospecto receptor de acorde a MLB Pipeline, se ha unido a Austin Hedges para darle a los Padres dos opciones de catchers que pueden ser los titulares para el próximo 2019.

La presencia de ambos le brinda la oportunidad a la directiva de los Padres de considerar todas las opciones viables para su roster de la siguiente temporada y encontrar el esquema que mejor convenga, eso puede significar que Hedges esté detrás del plato por 110 juegos, mientras que Mejía cubra el resto, con la flexibilidad de que puede pasar otros 50 juegos en una combinación entre los jardines y la primera base, o bien que alguno de ellos sea cambiado.

Este último escenario puede ser uno muy delicado, ya que la elección debe de ser fríamente calculada para considerar mantener a quien será la mejor opción posible. El único otro momento similar que recuerdo recientemente fue en el invierno del 2012, cuando los Padres contaban con Anthony Rizzo y Yonder Alonso como opciones en primera base, el club decidió cambiar a Rizzo, apostando por Alonso en la inicial.

Entre que Rizzo se convirtió en una estrella, Andrew Cashner jamás se convirtió en el as que esperaban y Alonso que jamás fue constante con el bat, todos los factores involucrados demuestran que esa decisión fue la equivocada y aunque eso sucedió con una directiva anterior, es evidente que la intención es evitar una situación con el mismo resultado.

Sea cual sea la decisión que se tome, el proceso de evaluación deberá ser cauteloso, a fin de que se traduzca en el mejor lineup posible para la temporada 2019.

Una pequeña trivia

Menciona al último segunda base en ser nombrado el Jugador Más Valioso en la Liga Nacional.

Calentando en el bullpen

Algo similar está sucediendo en los jardines para los Padres, ya que Hunter Renfroe, Franmil Reyes, Manuel Margot y Travis Jankowski han dado los argumentos suficientes para su rol en el 2019.

Si agregamos que Franchy Cordero estará de regreso de una lesión, que Wil Myers no luce como una opción constante en tercera base y que Mejía podría ver acción en los jardines, de pronto los Padres cuentan con mucha profundidad en su ofensiva.

En el círculo de espera

Este fin de semana, los Padres inician la penúltima estancia de la temporada con seis juegos en seis días, comenzando con los primeros tres en una serie de interligas en contra de los Rangers de Texas, seguidos por tres más ante los Gigantes de San Francisco.

Los Frailes tienen una gira más, visitando a los Dodgers de Los Ángeles y a los Gigantes en el AT&T Park. La temporada finaliza en casa del 28 al 30 de Septiembre con tres juegos frente a los Diamondbacks de Arizona.

Y la respuesta es…

Jeff Kent con los Gigantes en el 2000.

Por esta semana es todo, pero les recuerdo que “cada strike en la vida, los trae más cerca de su próximo cuadrangular.