Un nuevo modelo educativo sin Estado de Derecho

Por Gustavo Fernández de León

El objetivo de la Reforma Educativa es que demos un paso fundamental en el país, para que las niñas y los niños tengan la educación de calidad que les permita ser más libres y puedan tener, a través de los conocimientos, un panorama más amplio de la vida y escoger qué hacer de su futuro.

Mtro. Aurelio Nuño Mayer

Secretario de Educación Pública, 2015

Me queda claro que la frase anterior ni es célebre ni dice mucho, pero es con la que se da introducción al documento Propuesta Curricular para la Educación básica 2016, que junto con el nuevo modelo educativo para México, presentó el Secretario de Educación el pasado 20 de Julio en la Secretaría de Educación Pública.

Esta propuesta proviene del mandato constitucional derivado de la Reforma Educativa y plasmado claramente en el Programa sectorial de educación 2013-2018: “Un cambio de la mayor relevancia, planteado por la reforma, consiste en llevar a la escuela al centro del sistema educativo. Es necesario transitar del modelo educativo en el que la escuela ha estado sujeta a múltiples prescripciones y controles burocráticos, a otro en el que el centro escolar cuente con atribuciones que le permitan tomar las decisiones que le conciernen”.

Importante aclarar que la Propuesta Curricular, será todavía sometida a una consulta pública entre el 20 de julio y el 29 de agosto a través de diferentes foros. Es importante recalcar que este modelo propuesto también salió, en teoría, de una consulta pública como lo indica el mismo documento: “De ahí que las ideas contenidas en estas páginas provengan de muchas de las miles de reflexiones expuestas por educadores y otros interesados en los Foros de Consulta Nacional para la Revisión del Modelo Educativo, convocados por la SEP y efectuados entre enero y junio de 2014”.

A todo el país le urge que la Reforma Educativa llegue a donde verdaderamente se necesita: dentro del aula, a la formación de los niños. Para que esto suceda todavía queda un largo camino por recorrer.

Sin embargo, mientras el Gobierno Federal a través de la Secretaría de Educación Pública presenta los siguientes pasos de esta Reforma, hoy no es capaz de contener (ni siquiera de intentar contener) las manifestaciones violentas de un grupo de delincuentes que tienen paralizado uno de los puertos marítimos más importantes del país; a grupos que lo mismo le da saquear comercios, incendiar camiones, así como bloquear carreteras y detener ferrocarriles.

 

No podemos hablar de siguientes pasos para regularizar las condiciones educativas y formativas de nuestro país, si no se atienden problemas tan obvios como la corrupción, la impunidad, los delitos comunes y la violencia provocada por el crimen organizado.

En Baja California ni el Sistema Educativo ni  la Procuraduría de Justicia han podido (o querido) resolver una denuncia penal relacionada con las Becas Progreso, ¿con que autoridad moral promoverá el Nuevo Modelo Educativo?

Sin Estado de Derecho difícilmente podremos aspirar a una mejor educación en nuestro País.