“Un mundo extraño” es espectacularmente regular

"Strange World", la nueva oferta de Disney deja mucho que desear. Imagen: Walt Disney Studios

Por Chema Castro III

Un paraíso atrapado entre montañas insuperables. Una familia hace su meta superar esos obstáculos y, al intentarlo, se encuentra en Un mundo extraño (Strange World), la nueva oferta de Disney deja mucho que desear.

Inicia de forma muy interesante, hasta con vibra de Raiders Of The Lost Ark: al presentar las aventuras de Jagger Clade (voz de Dennis Quaid, en su versión en inglés, que será en base a la cual se desarrolla esta reseña), y su hijo Searcher (Jake Gyllenhaal), en su búsqueda de traspasar las montañas que mantienen acorralado a Avalonia.

En realidad, no se nota el porqué del problema, a cada vista se nota que Avalonia es idóneo, un poco antiguo, pero con gente feliz, así que desde un principio extraña la desesperación de Jagger por salir, aunque se entiende que representa la necesidad natural de los seres humanos por no estar felices con lo que tienen y siempre buscar algo mejor, aunque esa necesidad de encontrar algo diferente pudiese ponerte en problemas.

Y eso sucede.

En su expedición, Jagger y Searcher, acompañados por Callisto Mal (Lucy Liu) y otros dos no nombrados, se encuentran con una extraña vegetación que produce energía eléctrica que divide a padre e hijo: papá quiere continuar en su exploración para encontrar el otro lado de la montaña, mientras que el hijo ve la posibilidad de esa planta.

En la tradición de animación de Disney, el papá desaparece debido a esto (al inicio nos pone a creer que falleció, casi estilo Mufasa, pero no es spoiler decir que no fue así, ya que en el mismo tráiler oficial de la película te dice que no murió).

Un cuarto de siglo después Searcher está casado con Meridian (Grabrielle Union), tiene un hijo adolescente en Ethan (Jaboukie Young-White), y se convirtió en granjero, principalmente de Pando, el fruto de la planta encontrada en las montañas y que ahora es pieza clave en la modernización de Avalonia (que, cabe mencionar, debe tener un estricto sistema de control de población por que en 25 años no se ve mucho crecimiento).

Los directores Don Hall (Big Hero 6, Moana) y Qui Nguyen (escritor de Raya And The Last Dragon) intentan presentarnos una mezcla de Fantastic Voyage y algo de la mente de Jules Verne, que hace una década sería visualmente espectacular, pero ahora se ve como algo regular y mejor adecuado a Disney+ y no tanto a la pantalla grande.

Por lo menos está vez las “lecciones” intentan ser sutiles (ya sabemos que últimamente Disney quiere justificarse a través de sus filmes y darse palmadas en la espalda), especialmente cuando se presenta un dilema que requiere de Searcher, junto con Callispo y su familia colada, emprender un viaje y encontrarse en ese “mundo extraño” del título.

No hay sorpresas en el filme, todo es regular: desde la animación (algo que llamo estilo de “personajes nariz redonda”), la historia que creen es creativa, hasta en la forma que Disney demuestra que es incluyente; no hay algo del factor wow, se acabó después de poco más de un ahora y media, y el “meh” fue notorio, no es algo malo pero, desafortunadamente, continúa con la racha reciente de Disney de películas de animación frías (como el caso de Lightyear al inicio de año), antes la creatividad iba a la par de la calidad de animación, ahora piensan que han mejorado, pero la realidad es que lo extraño es que no han salido de dicha racha.

Definitivamente un filme que puede esperar a ser visto en la comodidad de casa.

Strange World

Título en español: Un mundo extraño

Reparto: Jake Gyllenhaal, Dennis Quaid, Jaboukie Young-White, Gabrielle Union, Lucy Liu, Karan Soni, Alan Tudyk, Adelina Anthony, Abraham Benrubi.

Director: Don Hall, Qui Nguyen

Guion: Qui Nguyen

Año: 2022

Duración: 1:42 horas

Género: Animación, Acción

Calificación: **½ (de cinco)