Un libro puede cambiar una vida: Astrid Hadad

TIJUANA.- Como parte del ciclo “Leo, luego existo”, la actriz y cantante mexicana Astrid Hadad realizó una visita al Centro Cultural Tijuana, donde leyó fragmentos del libro de relatos “La semana de colores” de la escritora mexicana Elena Garro.

Previo a su interacción con el público tijuanense, habló con el Informador de BC sobre la importancia que tienen los libros en su vida y en la sociedad.

¿Qué representa para usted la oportunidad de compartir la literatura con la gente de forma oral?

Estoy muy contenta de que me hayan invitado a este programa “Leo, luego existo”, porque he contestado después de ir a varias partes que cuando estás leyendo, a la gente se le despierta el ánimo de leer, y pienso que es muy importante porque muchas veces tenemos las cosas enfrente y no nos damos cuenta hasta que pasa algo que nos dice de otro camino que se puede tomar. Me ha tocado estar en ferias de libro y veo que la gente sale de donde estoy para ir a comprar libro, te preguntan qué pueden leer. Yo leo lo que encuentro, claro que hay autores que uno va buscando porque te gustan o te los recomiendan, pero es importante promover la lectura, porue la lectura te da independencia de pensamiento.

¿Cómo ve en un futuro cercano la interés por la lectura en México?

Así como las mujeres hemos avanzado en nuestros derechos, veo con optimismo que puede haber un interés más adelante, porque cada día hay más programas, más ferias del libro. Acabo de venir de la feria del libro de Colombia, y aunque allá los libros son mucho más caros que aquí, la cantidad de gente era impresionante, en un solo día hubo 50 mil personas, gente bastante humilde, pero aunque sea con poco van y se compran un libro. Yo creo que un libro te puede cambiar la vida.

Depende también de los programas que se hagan, porque no puedes esperar que la gente por su cuenta diga que lo va a hacer, para eso pienso que sirven las ferias del libro, para eso sirven lugares como el Cecut, en donde se promueve la cultura. Mientras se siga apoyando la cultura, la gente va a tener un cambio de mentalidad. No va a ser una cosa milagrosa, de un día para otro, pero sí paulatinamente.

Con mayor interés en ferias del libro y un mayor interés en de los jóvenes en la política, ¿cree que ya también una mayor apertura de la gente hacia lo que es el arte y la cultura?

Por supuesto, además de que hay una independencia de pensamiento, y pienso que eso se está debiendo a las redes sociales. No soy muy partidaria de estar metida ahí, ni Twitter tengo, pero pienso que todo sirve si lo sabes utilizar. Pienso que este movimiento de los jóvenes se ha dado porque se han independizado de la televisión también, porque ya sabemos que en este país la televisión tiene coptada la mente de la gente, los tiene totalmente dominados, y creo que para eso sirve la lectura para logar esa independencia.

¿Cómo valora las opciones que da tecnología que facilita el acceso a libros digitales, por encima del tradicional libro físico?

A mí por más que me dicen que tengo que aprender a leer en el IPad, no puedo. Para mí es muy importante tener un libro físicamente, pero pienso que hay muchas ventajas ahora con el Internet. A mí me ha pasado que quiero conseguir un libro y no lo encuentro en ningún lado. Hace poco me interesaba conseguir un libro de una escritora noruega, titulado “Pulga”, lo busqué traducida al español y no lo encontré, lo mandé pedir a España, a Argentina, y nada. Finalmente, en un sitio de libros en Internet lo encontré gratis y lo bajé, eso es una gran ventaja.

¿Cómo valora a Tijuana en cuanto lo que tiene que ofrecer artística y culturalmente?

Lo que más me fascina de Tijuana es que tiene unos talentos impresionantes, se nota que aquí sí se la ha dado un espacio a la cultura, porque han estado creando cosas, y cuando ves lugares como este te das cuenta, cuando ves lo que está pasando con escritores, que es lo que más conozco, te das cuenta que algo se está moviendo, y eso demuestra que la cultura sí puede traer dividendos, sí puede mejorar.

La cultura no es como piensan muchos ignorantes, y que Dios nos libre si llega un ignorante a la presidencia del País. La Cultura no es un lujo, es una necesidad, y cuando la sabes ver bien, la cultura también deja dinero, lo que pasa es que siempre se ha visto como un artículo de lujo, pero es de primera necesidad, y lo que está pasando en Tijuana lo está demostrando.

Es algo parecido a lo que hicieron en Bilbao. Cuando se les acabaron las fábricas, decidieron construir su Guggenheim, un museo que es una maravilla, yo he estado allá. Empezaron a llamar artistas y empezó un movimiento cultural muy fuerte, y eso ha hecho que la ciudad se levante.

Además que está demostrado que la cultura baja los niveles de violencia, en Colombia eso es lo que ha ayudado más, los festivales, todo lo que han invertido en cultura, que ha sido bastante.