Un julio inolvidable para un novato

Por Pedro Gutiérrez

Iniciando el orden al bat

En una temporada de reestructuración para los Padres, en la cual han jugado por debajo de .500 en todo el calendario, el club ha tenido muchas historias positivas, desde la campaña estelar de Wil Myers, la maduración del lanzador Luis Perdomo y ahora podemos agregar al exitoso julio de Ryan Schimpf.

Tras varios años jugando en las ligas menores, Schimpf recibió su oportunidad de debutar en Grandes Ligas, siendo el Plan D en la segunda base, detrás de Cory Spangenberg, Jemile Weeks y José Pirela, en donde ya sea por lesiones o inefectividad, ninguno pudo mantener la posición, lo cual abrió la puerta para él.

Este julio ha sido fenomenal para Schimpf, conectando nueve cuadrangulares y solidificando una posición inestable para Andy Green, brindando poder hacia la parte baja de la alineación y siendo una parte vital de la racha de cuadrangulares de los Padres, la cual tras el encuentro del miércoles 27 de julio alcanzó los 25 juegos consecutivos.

Ahora, sabemos que Schimpf no se convertirá en el siguiente Roberto Alomar, porque de igual manera puede ser un fenómeno de arranque como lo fue Dave Staton en su época, pero definitivamente, los Padres no recibían este tipo de poder desde la segunda base desde los 19 jonrones de Bret Boone en el 2000.

El manejador Andy Green ha sido muy realista en cuanto al juego de Schimpf, refiriendo que no es un bateador de alto promedio, sin embargo la realidad de que pueda mantenerse alrededor de los .250 con este tipo de poder significa que conservará su titularidad, lo cual pondría una solución permanente a una posición tan voluble.

Cabeza descanso – Una pequeña trivia

Fuera de Tony Gwynn, menciona al único jugador de los Padres en ganar un título de bateo.

Cabeza descanso – Calentando en el bullpen

Los Yankees enviaron al cerrador Aroldis Chapman a los Cubs, en un movimiento que beneficia a ambos, por un lado los Yankees adquieren a dos prospectos de alta calidad en Gleyber Torres y Billy McKinney. En tanto que los Cubs adquieren a un brazo de poder que puede ser la pieza restante para su búsqueda por la Serie Mundial.

En cuanto a las piezas de San Diego, Melvin Upton Jr. ya fue enviado a los Azulejos, lo que sin duda abre el camino para mayores oportunidades de juego para Alex Dickerson y el prospecto Hunter Renfroe. Los Padres asumirán la mayor parte del adeudo en su contrato el cual cubre la temporada 2017. Es admirable la manera en que Upton ha regresado a ser un pelotero productivo, poniéndose en posición para reforzar a un club y a la vez trayendo a una pieza potencialmente valiosa de vuelta en el derecho Hansel Rodríguez.

 

Andrew Cashner podría ser el siguiente jugador en salir de San Diego durante esta semana en lo que continúa la construcción de A.J. Preller de su organización. En días recientes firmaron al jardinero Jorge Ona como otro prospecto valioso, continuando con la suma de talento joven a las sucursales del club.

Cabeza descanso – En el círculo de espera

Este fin de semana, los Padres inician una larga estancia con nueve juegos en 10 días en Parque Petco, primero recibiendo a los Rojos de Cincinnati para finalizar julio, seguidos por tres ante los Cerveceros de Milwaukee para arrancar agosto y con tres ante los Phillies de Philadelphia para concluir la estancia.

El resto del mes incluye series frente a los Piratas, Mets, Rays, Diamondbacks, Cubs, Marlins y Bravos.

Cabeza descanso – Y la respuesta es…

Gary Sheffield al batear para .330 en 1992.

Por esta semana es todo, pero les recuerdo que “cada strike en la vida, los trae más cerca de su próximo cuadrangular”.

Compartir
Artículo anteriorTortícolis
Artículo siguienteNessun Dorma