Un espacio para arte experimental

Por José Alfredo Jiménez

Brindar un espacio y plataforma de exposición a artistas con propuestas experimentales es uno de los objetivos de Deslave, espacio dedicado a la discusión del arte contemporáneo con énfasis en trabajos multidisciplinarios y forma no tradicional de expresión.

El proyecto se compone de exhibiciones de arte, proyectos curatoriales, talleres y diálogos públicos, donde las actividades también incluyen videoarte y “junta de mejoras” para estudiar teoría del arte.

Los codirectores de Deslave, Mauricio Muñoz y Andrew Roberts, explicaron que Deslave surgió en 2015 como un proyecto curatorial donde el plan era reactivar antiguos centros culturales y aportar al movimiento de la escena cultural de la ciudad.

Sin embargo, debido complicaciones con las gestiones propias de esta actividad pusieron el proyecto en pausa. Fue hasta dos años después, en 2017, cuando se establecieron en su ubicación actual, en el centro de la ciudad.

Sentían que las instituciones culturales en Tijuana se mantenían muy cerradas a ciertas expresiones, debido a esto el enfoque de Deslave fue abrir un espacio a propuestas muy experimentales que otros lugares no recibirían, así como dar la plataforma al artista para que tuviera exposición a nivel nacional e internacional.

“No era simplemente tener un espacio para mostrar arte tradicional ni tampoco tener un montaje tradicional”, comentó Manuel Muñoz.

“Y no porque estemos en contra de eso”, añadió Roberts, “sino porque de ese tipo de espacios no falta en Tijuana: están los museos, están las galerías que exhiben ese tipo de arte; entonces, queríamos hacer una plataforma donde piezas de video, instalación, performance, se pudieran hacer aquí.

Eso es lo que buscaron remediar. “Hay artistas de Tijuana que tiene proyectos muy padres pero que no tiene la plataforma o el espacio para poder mostrar ese tipo de obra tan experimental”, señaló Roberts.

Uno de esos casos fue “Germination”, obra expuesta en junio de 2017 por parte de artista local Alexis Martínez Gutiérrez, la cual consistió en hacer un jardín con tierra en el piso de Deslave, colocar prendas de moda con bolsas de plástico, y plantar en la tierra y bolsas de las prendas semillas.

“El piso se tuvo que habilitar para que no se dañara. La idea era que tanto el jardín como la vestimenta se iban formando mediante la semillas fueran creciendo. O sea, que germinaran durante el tiempo de exposición”, explicó Manuel Muñoz.

El interés no es que el artista tenga una larga trayectoria, sino más bien que los proyectos sean sólidos y que se vea una coherencia en su trabajo.

Deslave no solo se limita a trabajar con artistas locales sino que se han formado lazos con personas de otros lados, por ejemplo de la Ciudad de México, donde hay colaboraciones para armar proyectos entre espacios artísticos.

“La intención es también mover las obras a otros lugares para ampliar la exposición y alimentar las ideas”, dijo Andrew Roberts.

Además de las exposiciones, también fomentan el diálogo e intercambio de ideas, donde a través de la “Junta de mejoras” se reúnen artistas, filósofos y personas con el interés cada cierto tiempo para discutir textos teóricos que giran en torno al arte contemporáneo.

Andrew Roberts comentó que con las ideas que se obtengan a partir de las reuniones y los artistas expresen les interesa exhibir, realizarán un proyecto magno que trate de los temas que les inquietan a los artistas.

“La tirada es armar una propuesta ya sólida de decir esta generación de artistas, de 20 a 35 años, está interesada en esto”.

Otro punto que maneja Deslave son talleres y visitas con estudiantes y personas que tienen intereses, donde se impulsan talleres, por ejemplo cómo armar un libro, para que las personas adquieran conocimientos técnicos.

Los Codirectores consideraron que alrededor del 90 por ciento del público verán las exposiciones a través de internet, por lo que apuestan a realizar un registro de las obras para mayor exposición, así como generar una memoria digital de lo que se ha expuesto, además de servir como medio de comunicación con los diferentes espacios.

Las exhibiciones se hacen cada mes, donde se procura llenar la agenda con seis meses de anticipación. Hasta el momento ya se tienen programadas exposiciones hasta marzo de 2019.

Deslave

Ubicado en avenida H/Cristóbal Colon, entre 3ra y 4ra, Zona Centro, Deslave ha tenido 12 exposiciones, de las cuales cuatro han sido colectivas y ocho individuales. Para mayor información puede consultar la página de internet: http://deslave.org/.