Un campeón ¡Gigante!

Detroit.- Los Gigantes de San Francisco no eran los favoritos para ganar la serie Mundial 2012 del beisbol, y ahora son los campeones indiscutibles… pero no sólo ganaron sino que lo hicieron en cuatro juegos seguidos frente a los Tigres de Detroit, y en la propia casa del enemigo.

El triunfo ¡gigante! de los de San Francisco, California tiene un ingrediente que llena de orgullo a los mexicanos, pues Sergio Romo, el cerrador que  se convierte en el primer pelotero de origen mexicano en salvar tres juegos en la Serie Mundial, tiene raíces en Mexicali, Baja California, donde jugó de niño en los campos de beisbol cachanilla.

Esta noche, Romo cerró con broche de oro su labor y la Serie Mundial, al ponchar en el último out al peligrosísimo bateador Miguel Cabrera, ganador de la triple corona de bateo.

Los Gigantes ganaron 4-3 a los Tigres en una jornada dramática en la que por momentos se creía que los de Detroit podría salir adelante y llevar la Serie Mundial a un Quinto juego, pero el destino ya estaba marcado para que San Francisco se coronara por segunda ocasión en tres años.

San Francisco completó la barrida de cuatro juegos gracias a un sencillo remolcador de Marco Scutaro con dos outs en la parte alta de la décima entrada ante Phil Coke.

Frente a un rival que se resistió a sufrir, los Gigantes no tuvieron piedad para celebrar en la casa de los Tigres.

Los jonrones de Cabrera y Delmon Young fueron insuficientes para el ataque de los Tigres, se llegó al noveno inning  con un empate a 3, y en el décimo Gigantes terminó de escribir la historia.