UABC: 59 años de existencia y desarrollo (2da. Parte).

Por: Noé López Zúñiga

Continuando con la entrega de la semana pasada, en esta ocasión, pasaremos al análisis del periodo rectoral 2002-2006, y con el que se inaugura la reforma universitaria y con ello, se registra un crecimiento y desarrollo tanto en lo académico como en infraestructura, así como una consolidación de la vida orgánica universitaria, pues es este periodo en donde se promulgan el mayor número de disposiciones legales, todas tendientes a mejorar los servicios educativos, por lo que desde mi perspectiva, estos cambios que al principio se consideraron duros, tuvieron en corto plazo, un impacto positivo en lo administrativo y en lo académico, pues se atendió de una forma considerable y pertinente las necesidades del entorno social y de los universitarios, convirtiéndose así la UABC en un centro educativo mucho más competitivo y con una mejor posición en todos los sentidos.

Nunca en la historia de la UABC el consejo universitario habría aprobado tantos reglamentos y acuerdos para situar y privilegiar a un modelo educativo, en este caso, por competencias; dando paso así, a la solución y resolución de necesidades globales como fue la internacionalización de la UABC. Se crearon nuevas carreras y centros de enseñanzas, unidades académicas y se reestructuraron algunas oficinas administrativas tendientes a modernizar los servicios administrativos y educativos.

La UABC al diseñar y adoptar un modelo educativo por competencias hizo realidad el derecho al acceso a la educación de calidad, pues estimó que a través de sus programas de estudios flexibles, basados en el constructivismo y en otros conceptos filosóficos, sus estudiantes y después sus egresados lograrían enfrentar de forma exitosa una realidad y proponer cambios a la sociedad. Así, el modelo educativo de la UABC, concibe la educación como un proceso formativo a lo largo de la vida, con sentido humanista para propiciar el respeto de los valores universales, la búsqueda permanente de la excelencia, la comunicación y la participación responsable. Sin duda, con la puesta en práctica de este modelo educativo, la UABC  fomentó y sigue fomentando el liderazgo y una actitud emprendedora, crítica, creativa e innovadora de su estudiantado; pero sobre todo valora el esfuerzo y se fortalecen la equidad, la pluralidad, la libertad y el respeto.

Actualmente, la UABC con 59 años de existencia, es una universidad consolidada y que gracias a su modelo educativo es capaz según números oficiales, de tener una población de 65 mil estudiantes de los cuales cursan alguno de los 131 programas educativos a nivel licenciatura y otros 45 que se ofertan a nivel posgrado. En cuanto a infraestructura, se cuenta con 45 unidades académicas entre institutos, centros, facultades y escuelas, geográficamente distribuidas en los tres campus, que permite la presencia de la UABC en todo el estado de Baja California.

Así, la UABC celebra con orgullo sus 59 años de existencia, educando y formando a ciudadanos con valores humanistas: «hombres y mujeres que están en la búsqueda de su realización plena.”!!Felicidades UABC!!