Tu red, tu mejor activo

Por Juan José Alonso Llera

“Aunque nada cambie, si yo cambio, todo cambia”

“Puedes porque crees que puedes”

Este artículo lo empecé a gestar en la semana, pero las ideas se acomodaron a las 2:22 de la madrugada del miércoles. Casi nunca lo dejo a última hora del cierre de la edición, pero estas han sido unas semanas muy complicadas, de verdad hay días que sí trabajo (jajá).

Cuando te preguntas: ¿De dónde vienen las mejores ideas?, la respuesta es muy simple: “La mejor manera de tener una  extraordinaria idea es teniendo muchísimas más ideas”. Me explico, si bien el conocimiento se ha ido especializando en los últimos años, los aspectos de management, de ventas, tecnología y marketing se han vuelto más interdisciplinarios, lo que significa que el éxito individual está ligado a la capacidad de superar las limitaciones naturales en las habilidades propias, mediante el concurso de otros.

Por lo tanto, la existencia de lazos altamente diversos en tu red personal pueden ayudarte a tener una visión más completa, creativa, innovadora e imparcial sobre el sinnúmero de problemas a los que te enfrentas en este mundo tan complejo. Al intercambiar información, experiencias y habilidades con otras personas estarás recibiendo y aportando recursos únicos excepcionalmente valiosos.

En resumen tu red es el mapa político (entiéndase política, como el arte de relacionarse entre personas para mejorar), que te permite alcanzar todo tipo de objetivos durante tu vida, así que no hay manera de que sobrevivas o logres alcanzar el éxito si no tienes una red eficiente y robusta.

Esta red debe contar con tres elementos fundamentales: los individuos a fin tuyo, los complementarios y los agentes de poder. Tu red debe estar totalmente balanceada entre personas que comparten tus intereses, las que tienen aspectos que no dominas y los nodos de la red, que son aquellos entes que tienen conexiones a otras redes que en un principio no estaban a tu alcance.

Una investigación muestra que hay beneficios decrecientes e incluso que pueden volverse negativos, cuando existe demasiada semejanza entre los miembros, de hecho mucha similitud restringe el acceso a información divergente que en un mundo tan disruptivo es crucial para la creatividad y la solución de problemas. Cabe mencionar y conozco varios que no solo son ignorantes y lambiscones, además no entienden el valor de los agentes de poder en una red y al no descífrala llenándose de soberbia y profunda estupidez, terminan aislados y fracasados.

Por eso te invito a que diagnostiques tu red, identificando las conexiones de poder y  balancea los afines y los complementarios. Si creas una red con confianza, lealtad, diversidad y varios agentes, puedes elevar tu nivel de información desde aquello que conoces, hasta aquellos a quien conoces. Usa el principio de actividades compartidas y no pongas todos los huevos en una sola canasta, la familia es muy importante, pero si no sales de esa red, estarás condenado a ser esclavo del apellido.

Sin duda alguna ha terminado la época de los hombres orquesta. No hay nada que te garantice el éxito, pero casi te puedo asegurar un rotundo fracaso si no tienes habilidad para construir la red adecuada para poder comerte al mundo.