Transparencia en seguridad

Por Juan Manuel Hernández Niebla

“El primer deber del gobierno y su mayor obligación es la seguridad pública”,

Arnold Schwarsenegger

Para el tema de seguridad, incluyendo salarios y prestaciones a policías municipales, los ayuntamientos reciben dos fondos de apoyo del Gobierno Federal: el Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios, conocido como Fortamun, y el llamado subsidio para el Fortalecimiento de la Seguridad, conocido como Fortaseg.

El Fortamun se puede utilizar para diversos compromisos de operación de los municipios, incluyendo necesidades directamente vinculadas al mejoramiento de la seguridad pública de los ayuntamientos.

Durante 2020, BC ha recibido un total de 2,464 millones de pesos de Fortamun, 1,200 millones para Tijuana, 746.7 millones para Mexicali, 367 millones para Ensenada, 73 millones para Rosarito, y 77 millones para Tecate.

El Secretariado Ejecutivo Nacional de Seguridad Pública (SENSP), recomienda que cuando menos el 20 por ciento de estos recursos los destinen los ayuntamientos para fortalecer la seguridad pública de sus municipios.

En el caso del Fortaseg, este es un subsidio que se otorga a los municipios para el fortalecimiento de los temas de seguridad, donde los recursos deben ser asignados 100 por ciento al tema.

El recuso se debe asignar a los programas de prioridad nacional dictados por el SENSP, como son el desarrollo, profesionalización y certificación policial, el sistema de información para la seguridad pública, el sistema de justicia penal incluyendo la capacitación de los informes policiales homologados para los policías; las tecnologías, infraestructura y equipamiento de apoyo a la operación policiacas, el sistema de atención de llamadas de emergencia y denuncias ciudadanas, y el diseño de políticas públicas destinadas a la prevención social de la violencia.

En la parte del desarrollo policiaco, particular importancia tienen la parte del desarrollo del proceso de evaluación y confianza, la homologación de sueldos y mejora de condiciones laborales, y el equipamiento y la capacitación en materia de derechos humanos.

En el caso de Fortaseg, BC ha recibido durante el 2020 un total de 161.8 millones de pesos, 57.3 millones para Tijuana, 49 millones para Mexicali, 24.4 millones para Ensenada, 19.2 millones para Rosarito, y 11.9 millones para Tecate.

Como cualquier recurso público recibido y emanado del pago de nuestros impuestos, los ayuntamientos tienen la obligación de informar transparentemente y a detalle la utilización de este dinero.

Sin embargo y a la fecha, el uso y utilización de estos fondos no está reflejado en las páginas de transparencia de los municipios.

Para este efecto, el Consejo Ciudadano de Seguridad Pública presentó un escrito a cada uno de los alcaldes solicitando información sobre la utilización de estos fondos, tema de particular relevancia por los conflictos que se han generado con los policías municipales en relación a sus bajos sueldos, falta de equipamiento y capacitación, y ausencia de seguridad social.

De los cinco municipios, dos respondieron con la información de ambos fondos, Mexicali y Rosarito, donde Ensenada solo respondió sobre los recursos de Fortaseg.

Tecate respondió que no procedía nuestra solicitud y Tijuana no ha respondido a la fecha, información que ya ha sido solicitada a través del Instituto de Transparencia y Acceso a la Información Pública.

Dada la crisis de inseguridad que prevalece en nuestros municipios, sería de vital importancia que los recursos sean utilizados de manera correcta y transparente, especialmente los recursos de Fortaseg que pueden ser asignados por adjudicación directa. Es decir, sin licitarlos públicamente.

Estaremos dando seguimiento puntual al uso de estos recursos.

Compartir
Artículo anterior20 de agosto
Artículo siguienteBajo nuevas reglas