Torturan policías estatales, denuncia diputado

Tijuana.-Debido a varios casos de tortura  denunciados por ciudadanos de Baja California de elementos de la Policía Estatal Preventiva, corporación  que ya está sujeta a investigación por parte  de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y de la propia Procuraduría General de Justicia del Estado PGJE, el diputado Roberto Dávalos Flores, elaboró  un punto de acuerdo en la materia.

En este punto de acuerdo exhorta al Gobernador del Estado,  a la PGJE  y a la Secretaría de Seguridad pública, para que se implementen medidas para la capacitación, prevención y Sanción  de los casos de tortura  en contra de ciudadanos de la entidad por los cuerpos policiacos.

“No solo existen quejas  de ciudadanos sino denuncias directas de que personas  que pertenecen a esta corporación (PEP), además de cometer abusos a bordo de vehículos oficiales, también utilizan  vehículos sin identificación y  vestidos de civiles”, subrayó Dávalos Flores.

En el punto de acuerdo expone  por lo que respecta  a la Procuraduría General de Justicia del Estado, se tiene conocimiento  de que existen investigaciones en contra de los Agentes Policiacos mencionados, en la que no se dan soluciones  a las investigaciones iniciadas, lo que es una grave omisión en contra de los ciudadanos agraviados.

Informó que recientemente  fue invitada la Secretaría de Seguridad Pública Estatal por parte de la Comisión de  Derechos Humanos de la entidad, para capacitar  gratuitamente  al personal en materia de prevención y sanción de la tortura, sin embargo esta invitación fue rechazada sin excusa alguna que justificara la no participación del personal que labora en ella.

El legislador del PRD,  dijo que debido al gran índice  delictivo que impera en la entidad, es de gran importancia el tener confianza en los cuerpos policiacos, porque la ciudadanía “lejos de sentirse  protegida por ellos, siente temor ante su presencia en la vía pública y eso lo arrojan datos documentados, sobre diversas quejas en contra delos agentes de la PEP”.

En la exposición de motivos  cita a la Convención Americana sobre Derechos Humanos,  que ya entró en vigor en México desde Marzo de 1981, en donde el Estado Mexicano se compromete  en el apartado del Artículo V a que: “Toda persona tiene derecho a que se respete su integridad física, psíquica y moral y Nadie debe  ser sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes”.

En el exhorto llama  a que el Ejecutivo Estatal, se responsabilice e implemente las medidas necesarias para que las dependencias públicas a su cargo, encargadas  de los cuerpos policiacos, cuenten con órganos  de control eficaces para el seguimiento  de las quejas ciudadanas, asimismo para la investigación  de las denuncias presentadas.