Tormenta tropical Alberto causa estragos en Nuevo León

Las fuertes lluvias provocadas por la tormenta tropical Alberto han causado severas inundaciones en diversos municipios de Nuevo León, dejando un saldo de cuatro fallecidos y cientos de evacuados. Fotografía: Captura de Pantalla

Redacción/Infobaja

Monterrey, Nuevo León.- Desde su formación a principios de junio, la tormenta tropical Alberto ha impactado de manera significativa diversas regiones del país, con especial énfasis en la zona metropolitana de Nuevo León.

En las últimas horas, los efectos de este fenómeno meteorológico han dejado un saldo lamentable de cuatro personas fallecidas, múltiples evacuaciones y el desbordamiento de varios cuerpos de agua.

La intensidad de las lluvias provocadas por Alberto ha causado inundaciones severas en distintos municipios de Nuevo León. La acumulación de agua ha sido tal que se han visto obligados a evacuar a numerosas familias, especialmente en áreas vulnerables cercanas a ríos y arroyos que han superado sus niveles máximos. Las autoridades locales han implementado protocolos de emergencia para garantizar la seguridad de los residentes, coordinando albergues temporales y servicios de asistencia.

El desbordamiento de ríos y arroyos ha generado importantes daños materiales en infraestructura y viviendas. Las corrientes de agua han arrastrado vehículos, destrozado puentes y caminos, y afectado el suministro de servicios básicos como la electricidad y el agua potable en varias zonas afectadas. La situación ha requerido una respuesta inmediata por parte de los cuerpos de emergencia y de protección civil, quienes han trabajado sin descanso para mitigar los efectos de la tormenta.

Las autoridades han emitido recomendaciones a la población para extremar precauciones y evitar transitar por áreas inundadas. Se ha instado a los ciudadanos a mantenerse informados a través de los canales oficiales y a seguir las indicaciones de los cuerpos de seguridad. Además, se han reforzado las acciones de monitoreo y prevención en puntos críticos para anticipar posibles nuevos desbordamientos y afectaciones.

La tormenta tropical Alberto, originada en el Océano Atlántico, ha sido monitoreada desde su formación debido a su potencial destructivo. A medida que avanzaba hacia el interior del país, las autoridades meteorológicas alertaron sobre la posibilidad de lluvias intensas y fuertes vientos. Las previsiones indican que las condiciones climáticas adversas podrían persistir, por lo que se mantiene la alerta en varias regiones.

La prioridad en estos momentos es garantizar la seguridad de la población y proporcionar la asistencia necesaria a quienes han sido afectados por esta tormenta. Los esfuerzos continuarán enfocados en la recuperación de las zonas dañadas y en la prevención de mayores riesgos en los próximos días.