Toma Francisco Rubio presidencia del CCE

Mejora regulatoria, desarrollo económico y seguridad pública serán los tres ejes fundamentales del Consejo Coordinador Empresarial en el periodo 2021-2022. Fotografía: Cortesía

Redacción/Infobaja

Tijuana.- Francisco Rubio Rangel hizo su toma de compromiso este miércoles 31 de marzo como presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de Tijuana, para el periodo 2021-2022, en el cual afrontarán los retos de los diferentes sectores que conforman al organismo.

“Coordinar los trabajos del CCE representa un gran honor, pero, sobre todo, una gran responsabilidad al representar y servir a todo el sector empresarial organizado de Tijuana”, expresó el nuevo líder del organismo cúpula.

Fue Rafael Crosthwaite Reyes, presidente del Comité Técnico Estatal de los CCEs, quien le tomó protesta junto al nuevo consejo directivo del CCE Tijuana.

Para su gestión, Rubio Rangel consideró de suma importancia abrir más puentes de comunicación con la autoridad de los tres niveles, de manera que se logren mayores beneficios para la sociedad.

Para ello, detalló, estableció un plan de trabajo en tres ejes derivado de un sondeo entre los organismos asociados que externaron sus necesidades.

El primer eje, dijo, es la Mejora Regulatoria, tema en el que se ha trabajado desde hace tiempo y al que se dará seguimiento a través de las comisiones de trabajo ya establecidas, con el objetivo de actualizar el marco legal para que los trámites sean más ágiles, y así Tijuana sea una ciudad más atractiva para las inversiones.

Un segundo eje es el Desarrollo Económico, agregó el dirigente, en el que se busca sumar esfuerzos de la mano del gobierno municipal y estatal para contar con mayor infraestructura y, en general, contar con las condiciones idóneas para generar negocios.

“Nos centraremos en desarrollar proyectos que trasciendan administraciones. Necesitamos trabajar en proyectos estratégicos como en el corredor de exportación, así como el reglamento para la Ley de Proveeduría del Estado, donde cada punto porcentual representa una derrama de 300 millones de dólares”, destacó.

El tercer eje se refiere a la Seguridad Pública, dijo Rubio Rangel, quien agradeció a la alcaldesa de Tijuana, Karla Ruiz Macfarland, haber retomado las mesas de trabajo para abordar las problemáticas de dicho tema; también dio las gracias al fiscal General del estado, Hiram Sánchez Zamora, y al comandante de la Segunda Zona Militar, Saúl Luna Jaimes.

Afirmó que la iniciativa privada siempre ha estado involucrada con la labor de las corporaciones policiacas y de procuración de justicia, a quienes ha apoyado con la donación de equipo como cámaras, drones y tabletas electrónicas para eficientar su operación.

“Seguiremos trabajando con las autoridades de manera contundente, en un ejercicio de responsabilidad. No podemos esperar más tiempo para que se den los resultados”, indicó Rubio Rangel, al tiempo que agradeció la confianza de los presidentes de cámaras asociadas, por elegirlo como líder del CCE Tijuana.

En la toma de compromiso también dirigieron mensajes Mario Escobedo Carignan, secretario de Economía Sustentable y Turismo de Baja California (SEST), así como Gabriel Camarena Salinas, presidente saliente del CCE y actual secretario de Desarrollo Económico en el gobierno municipal.