Todo lo que esperaban del ‘as’ del pitcheo

Por Pedro Gutiérrez

Iniciando el orden al bat

Tras las bajas que tuvieron en el pitcheo abridor durante la postemporada, era evidente que el punto más importante por reforzar para los Padres era la rotación de abridores y eso fue exactamente lo que hizo el Gerente General A.J. Preller al realizar los cambios por Yu Darvish, Blake Snell y Joe Musgrove.

Mientras que Musgrove ha sido muy consistente y ha regalado momentos especiales como su Juego Sin-Hit, el primero en la historia de los Padres, Snell ha sido muy volátil, alternando salidas decentes con algunas de bajo rendimiento, sin embargo ambos han sido una parte sólida para la calidad del pitcheo de los Frailes.

En cuanto a Darvish, su labor ha sido maravillosa, sumando al momento de esta edición, una racha de nueve aperturas consecutivas de 2 carreras limpias o menos, aunque en realidad sólo una es de 2 carreras y el resto de 1 o 0 permitidas. Cuando a esto le sumamos cinco aperturas de 7 entradas completas, de pronto podemos ver cómo los Padres añadieron al ‘as’ de la rotación de pitcheo que tanto les hizo falta en la postemporada del 2020.

Los Padres han ganado 9 de los primeros 10 juegos de Darvish, lo que prácticamente le garantiza al equipo una oportunidad de ganar cada que está en la loma y eso es justo lo que define al líder de un staff de pitcheo, la garantía de que independientemente del resultado final, tendrán una oportunidad de ganar.

Para los Padres, la adquisición de Darvish les ha dado una seguridad en el pitcheo, el cual no la tenían en un brazo de poder, desde la época de Jake Peavy.

Una pequeña trivia

Menciona a los tres lanzadores de los Padres con al menos 90 victorias en la historia del club.

Calentando en el Bullpen

Tras iniciar la temporada con capacidad reducida del 20% de la totalidad en Parque Petco, ésta se incrementó al 33% durante las últimas semanas, sin embargo el próximo incremento ya no será paulatino puesto que para el Jueves 17 de junio, la casa de los Padres, al igual que el resto de los estadios en el estado de California estarán abriendo sus puertas al 100% de su capacidad.

Sin duda esto es una gran noticia para los fieles seguidores del equipo, tomando en cuenta el hecho de que se encuentran en su mejor temporada desde 1998, acompañados de unas expectativas que anticipan un avance profundo en la postemporada durante el mes de octubre.

En el círculo de espera

Este fin de semana, los Padres continúan una gira larga de 10 juegos, haciendo escala en Houston para tres juegos de interligas en contra de los Astros. Al concluir la serie el equipo saldrá de viaje a Chicago, en donde enfrentará a los Cachorros en Wrigley Field por tres encuentros más antes de regresar a casa.

Será hasta el jueves 3 de junio cuando los Padres regresen a San Diego y reciban a los Mets de NY, iniciando una estancia de siete juegos en siete días, recibiendo también a los Cachorros de Chicago.

Y la respuesta es…

Eric Show (100), Randy Jones (92) y Jake Peavy (92).

Por esta semana es todo, pero les recuerdo que “cada strike en la vida, los trae más cerca de su próximo cuadrangular”.

Compartir
Artículo anteriorCine de arte
Artículo siguiente¿Va o no va?