Tijuana en últimos lugares de competitividad; piden a Municipio actuar

TIJUANA.- Tomando en cuenta los datos del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), los cuales, ubican en el lugar número 70 a Tijuana dentro de un estudio para identificar a las 77 zonas urbanas más grandes e importantes del país, el Centro Empresarial Tijuana (CET) demandó a las autoridades municipales trabajar en lo necesario para superar de inmediato esta lamentable posición.

Jorge Escalante Martínez, presidente del CET, destacó que el IMCO elabora reportes de competitividad en el país desde el año 2004, basándose en 60 indicadores que se concentran en 10 subíndices.

“Respecto al Sistema de Derecho, Tijuana figura en el lugar 71; en Medio Ambiente estamos en el número 14; en Sociedad ocupamos la posición 53; en Economía la ciudad se encuentra en el lugar 56; nuestro Sistema Político está en el número 75; en cuanto al Mercado Laboral nos situamos en el lugar 39; en Infraestructura ocupamos la posición 17; en relación a las labores de gobierno, estamos en el lugar 74; en el tema de Relaciones Internacionales nos encontramos en el lugar número 5; y por último, en Innovación y Sofisticación estamos en la posición 66” abundó.

En ese sentido, los únicos subíndices que pudieran ser considerados como aceptables, son los que conciernen a Relaciones Internacionales, Medio Ambiente e Infraestructura “indicadores en los que nuestra competitividad sería ‘media alta’ y ‘adecuada’”.

Escalante Martínez señaló que en puntos como Sociedad, Economía y Mercado Laboral, la competitividad de Tijuana sería ‘media baja’, mientras que en Innovación, Gobierno y Sistema Político ésta sería calificada como ‘baja’ o ‘muy baja’.

“Nuestro bajo nivel en los últimos tres indicadores, no sólo involucra al sector público y privado, sino también a los partidos políticos” expresó.

Para calificar el tema de Innovación, se toma en cuenta la certificación de empresas, el número de investigadores y las patentes generadas; la eficiencia del gobierno se determina a través de los pasivos existentes, los ingresos propios, el tiempo y costo de los trámites para la apertura de un negocio, y el registro de una propiedad; en lo político, resultan relevantes puntos como la duración de periodos de ediles y delegados, el nivel de participación ciudadana y el total de secciones con atención especial.

De esta manera, y de acuerdo con las recomendaciones del IMCO, la Coparmex demandó a las autoridades municipales generar los incentivos que permitan un crecimiento sustentable de la ciudad; integrar nuevas políticas de vivienda, transporte y servicios; plantear cobros por gestión y uso del automóvil, así como que las tarifas de agua y servicios representen costos reales.

“El IMCO también planteó la urgencia de inducir la figura del administrador urbano, puesto que una parte importante de las ciudades carecen de instituciones y gobiernos profesionales; resulta urgente así, metas tangibles que garanticen el posicionamiento de Tijuana como una plaza atractiva en materia de competitividad”, finalizó el Presidente de la Coparmex Tijuana.