Tiempo de salir a votar

Por El Informante

Ahora sí la hora de la verdad ha llegado. Al final del camino, después de dimes, diretes, zipizapes, zancadillas y triquiñuelas de toda índole, el proceso electoral con más candidatos registrados en la historia de Baja California va a decidirse en las urnas.

Más allá de la coacción y las marrullerías, esto en teoría debe ser decidido por el voto libre y secreto de los ciudadanos y a estas alturas lo único que resta desear es que por primera vez en muchos años los bajacalifornianos logremos derrotar al abstencionismo, que ha sido el indiscutible triunfador de las últimas elecciones.

Anteriormente lo común era elegir únicamente entre PAN y PRI y si acaso había un tercer o cuarto candidato que a menudo ni siquiera pintaban. Hoy en cambio las opciones para marcar en la boleta son muchísimas. Para elegir presidente municipal hay hasta doce alternativas  en Tijuana, Ensenada y Rosarito, mientras que en Tecate hay once y en Mexicali diez. Cierto, algunos no pintan ni siquiera como comparsa, pero si entre una decena de alternativas no hay una sola que convenza al menos tantito como para darle el beneficio de la duda, entonces algo grave está pasando.

Si este 5 de junio el abstencionismo vuelve a sentar sus reales y resulta triunfador entonces la única conclusión es que estamos tirando demasiado dinero público en procesos electorales que no interesan a nadie, más que a los candidatos.

Al paso que vamos, parece que en Baja California hay más candidatos que electores. Filias y fobias aparte, es tiempo de salir al votar y por primera vez ganarle la batalla al abstencionismo. ¿Será posible? Los ciudadanos tenemos la última palabra.

 

El predicador

Como era de esperarse, los últimos días de campaña fueron para que unos hicieran demostración de fuerza, para intentar sacar los últimos trapitos de los contrincantes, pero también dieron una que otra sorpresa.

Juan Manuel Gastélum, candidato del PAN a la alcaldía de Tijuana, reunió masas de gente el fin de semana pasado en el Centro de espectáculos Alamar.

Sobre el escenario y micrófono en mano ante la multitud, el Patas parecía más un predicador religioso que un político. Su voz salía a grito tendido y hasta pidió a los presentes que abrazaran a la persona que tenían al lado.

En el frenesí, de ahí pasó a dirigir a su público panista hacia su canción contra el PRI. Bueno, ya nada más faltaba que subiera a un simpatizante del partido tricolor para que de un golpe en la frente y la orden de “¡Aléjate de esta alma PRI!”, lo “sanara” en el nombre del albiazul. ¡Aleluya!

Provocó la risa de algunos en las redes sociales, pero nadie puede negar que fue entretenido.

 

Sale titular de DSPM

Un incidente extraño fue la destitución del titular de Servicios Públicos Municipales en Tijuana, el arquitecto Salvador Padilla Fitch, por hacer uso indebido de maquinaria y personal que labora en su dependencia para realizar acciones de limpieza en un predio particular. El lugar en cuestión es el terreno frente al Mercado Hidalgo en la Zona Río en el que unos días antes se realizó un festival de cervezas artesanales, pero que también había sido anunciado como la sede del cierre de campaña de los candidatos del PRI.

El comunicado del Ayuntamiento de Tijuana no abundó en detalles mayores y hay quienes incluso consideran que Padilla Fitch no fue sino un chivo expiatorio. El hecho es que por ahora se despidió al director de DSPM por una falta administrativa, pero si se encuentra que cometió un delito electoral las consecuencias podrían ser mayores.

En Facebook, el arquitecto Padilla ha recibido múltiples muestras de apoyo de gente que lo considera persona íntegra.

 

Del Río a Caliente

Como quiera que sea, el PRI de inmediato hizo el cambio de sede para su cierre de campaña y pasó a las instalaciones hankianas del estadio Caliente. No sé habló en ningún momento de “cambio de sede”, fue como si jamás se hubiera siquiera considerado el predio frente al Mercado Hidalgo. Pero ante las preguntas de reporteros, los dirigentes priistas argumentaron que se pasaron a Caliente porque en la Zona Río hubiera sido un gran problema de tráfico. Y de ahí no los sacaron.

 

Zona de turbulencias

Uno de los espacios publicitarios más caros de la ciudad, es la pantalla del Grand Hotel Tijuana. La alta tecnología del panorámico digital y la altísima densidad de tráfico que hay en esa zona lo convierten en un punto cotizado y la única garantía es que anunciarse ahí no es barato.

Pues bien, cómo estará de tupido el fuego amigo de los priistas para que el dueño del hotel, el ex alcalde Carlos Bustamante Anchondo, haya decidido destinar la joya de la corona publicitaria para escopetear al candidato priista del Distrito XVI, Bernardo Padilla, cuya cara aparece en la pantalla digital con un enorme letrero de “se busca”, como si se tratara de un criminal.

La familia Bustamante no le perdona a Padilla haber sido el artífice de la clausura del casino Arena y en la pantalla lo presentan como inculpado por los delitos de abuso de autoridad y coalición de servidores públicos.

Por supuesto, lo que esta pantalla digital refleja es solo la punta del iceberg de un severo conflicto entre el grupo de Jorge Hank Rhon, apoyado por el ayuntamiento de Jorge Astiazarán, y el grupo del ex alcalde Bustamante. Lo cierto es que a estas alturas el fuego amigo priista ya es bombardeo con napalm.

 

 

A pedradas en el trece

En este mismo espacio le comentamos en su momento que el 13vo distrito se estaba convirtiendo en el gran campo de batalla entre priistas y panistas. Mientras la apatía parece reinar en otras demarcaciones, en el trece hay una carrera parejera entre Carlos Torres y Arturo “Napo” Aguirre.

El problema es que las pasiones a veces se desbordan. Sucede que dos integrantes del equipo de Carlos Torres fueron agredidos a pedradas por seguidores del Napo Aguirre en la colonia Las Delicias. María de la Trinidad Anica y Miguel Ángel León recibieron en sus cuerpos una tormenta de guijarros arrojados por presuntos operadores priistas que huyeron a bordo de una camioneta.

Por cierto, a pocas horas del cierre de las campañas Torres recibió en el redil al polémico abogado Gabriel González Celestino quien se puso la camiseta del PAN y declinó a favor de Torres luego de haber bateado para el Partido Verde como candidato emergente tras haber sido rechazado por el PAN.

La verdad es que la adhesión de este tipo de oportunistas en poco o nada beneficia a un aspirante serio como Torres pues si de algo carece González Celestino es de credibilidad, pero aun así los panistas lo presumen con bombo y platillo.

 

Denuncias del PRI

Los últimos días de campaña también trajeron las mismas acusaciones que surgen previas a cada elección. En este caso el PRI convocó a rueda de prensa hace unos días en la que el líder priista, Rogelio Rueda Sánchez, presentó una denuncia contra el gobernador Kiko Vega De Lamadrid, así como el secretario de Desarrollo Social, Alfonso Álvarez Juárez. Según dicen, ellos están utilizando recursos públicos para comprar votos.

Rueda Sánchez es presidente estatal del PRI en Colima y encabezó la reunión con los medios como delegado especial del CEN. Le acompañó el líder municipal del PRI, Jorge Alberto Tsutsumi. En cuanto a los reporteros, la verdad es que no mostraron gran interés en la denuncia.

 

Presentan Bajalta

Un proyecto espectacular se anunció en días pasados. Ahí en el bulevar Agua Caliente donde usted antes iba a comer un sabroso filete en Rinconcito Gaucho, ahí donde por mucho tiempo se encontró el edificio de Pinturas Corona, ahí donde hace poco derrumbaron las oficinas de ladrillo y grandes arcos, ahí mismo se alzará Bajalta, California.

El proyecto contempla lugares para comer, oficinas, apartamentos, hotel, centro comercial, cine y todo lo que se pueda usted imaginar. Se trata de un proyecto moderno, ambicioso y que continuará la búsqueda de los espacios verticales en la ciudad. Por otro lado, esperemos que se haga algo para aliviar el tráfico que seguramente generará este proyecto al de ya por si embotellado bulevar.

 

El triunfo del arte

Lo que se vivió en Rosarito el pasado fin de semana es el triunfo de la ciudadanía organizada y de la comunidad artística contra la indiferencia o el franco boicoteo del gobierno. Hace poco más de un mes, comentamos en este mismo espacio la forma en que el gobierno de Silvano Abarca, respaldado por un dudoso comité de comerciantes, apuñaló por la espalda al Rosarito Art Fest impidiéndole que se instalara en el bulevar Benito Juárez, donde ha operado sin problemas desde hace más de un lustro durante el fin de semana del Memorial Day.

Se acordó la reubicación del festival al bulevar Popotla y las autoridades de todos los niveles tenían perfecto conocimiento de ello. Horas antes del arranque del festival, cuando los artistas ya estaban montando sus stands y colgando su obra, llegaron policías federales a desbaratar la instalación y a llevarse detenido a Benito del Águila, uno de los promotores del evento, argumentando que estaban bloqueando una zona federal.

Literalmente al cuarto para las doce y cuando el evento estaba a punto de cancelarse, consiguieron ser reubicados al nuevo edificio del Ceart Rosarito. Pese a que muchísima gente aún no conoce la ubicación del Ceart rosaritense y pese a que el cambio de sede se operó con urgencia horas antes del arranque, el Rosarito Art Fest salió adelante y recibió miles de visitantes. 

A diferencia de otros eventos o festivales, el Rosarito Art Fest es una iniciativa nacida en forma íntegra de la comunidad artística que ha crecido en forma natural gracias a la fe y al impulso de los pintores con mínimo apoyo de la autoridad.  A  veces al gobierno no se le pide que apoye, sino que se limite a no estorbar pero en este caso quedó muy claro que más de un político quiso hacer todo lo posible para que el mayor festival de artes plásticas de la región no se llevara a cabo. Por fortuna, en esta ocasión los triunfadores fueron el arte y la comunidad.