Texas será clave estas elecciones

Por Claudia Luna Palencia

En la Unión Americana viven 50 millones de latinos concentrados en cinco de los estados con mayor voto del colegio electoral: Florida, Nueva York, California, Illinois y Texas.

Hace unos días esta columnista dio seguimiento a un evento en Casa de América con varios expertos en análisis políticos que opinaron al respecto de las inminentes elecciones norteamericanas. Les comparto lo más interesante.

¿Cuántos latinos podrán votar el próximo 3 de noviembre? Daniel Ureña, presidente de The Hispanic Council, aclara que se trata de 32 millones de hispanos que son “un número récord” por primera vez en la historia porque “constituyen la minoría étnica o racial más numerosa”.

En voz de Cesar Martínez, los números dan una gran responsabilidad en los estados claves: Florida, Arizona y Texas: “Los hispanos son diversos y el 60% son de origen mexicano; fundamentalmente es un voto muy atractivo porque no votan en bloque como el voto afroamericano que lo hace por el Partido Demócrata”.

Esto lo hace muy interesante, esgrime el consultor político en Estados Unidos, que además recuerda que en los últimos diez años muchos venezolanos se han hecho ciudadanos.

Hay que ver con especial atención lo que pasará en Texas a partir de estos últimos días previos a la elección, habrá un juego fascinante porque si Texas lo deciden los latinos y lo gana el Partido Demócrata no sé cuándo el Partido Republicano pueda ganar otra elección presidencial.

Por su parte, Octavio Hinojosa, señala que Texas es el segundo estado más poblado del país con 25 millones de personas y el segundo con mayor número de votos electorales: un total de 38.

El director y fundador de Plus Ultra Strategies LLC argumenta que en elecciones anteriores el voto hispano ha sido menor al 38% y Biden necesita que esa participación suba al 45% en Texas; y también está Florida que si “la gana Biden” le será muy favorable.

Es muy difícil poner al voto hispano en un mismo casillero, agrega Roberto Izurieta, profesor en la George Washington University, no sólo por sus intereses y enfoques culturales e ideológicos sino porque depende del sitio de residencia.

Texas, California, Nueva York, con el sistema del colegio electoral son estados jugados en los últimos 20 años, así Texas es ganado por los republicanos y California y Nueva York por los demócratas; pero esta vez Texas puede dar la sorpresa y ser bastante disputado.

¿Cómo influirá el tema migratorio en estas elecciones? Martínez indica que si bien es un issue relevante, actualmente no figura entre las tres primeras prioridades del norteamericano promedio.

El tema migratorio se aborda desde el punto de vista de cómo la pandemia está afectando a este colectivo y la respuesta de Trump es ignorarlo y mucha gente debe trabajar en el campo o en fábricas empaquetando o produciendo… por tanto, son los más expuestos al virus; las personas en estos momentos estamos pensando en el daño económico y en el daño en la salud provocado por la pandemia.

A colación

Izurieta califica a Trump de “accidente del  colegio electoral” en las elecciones de 2016 porque si bien no ganó el voto popular y lo perdió por 3 millones si pudo ganar el voto electoral por tres estados.

Estas próximas elecciones, insiste, serán un referéndum sobre Donald Trump y todo lo negativo que él ha hecho tendrá una influencia; no sólo al interior de Estados Unidos sino también al exterior hay sectores que esperan que los demócratas desplieguen todas sus capacidades y triunfen.

¿Cómo se espera la noche del 3 de noviembre? Trump ya advirtió que recurrirá el resultado si hay un escaso margen entre él y Biden objetando “fraude” electoral.