Técnicas abusivas

Por El Recomendador

1.- No mires arriba (Don’t Look Up). Lujosa película norteamericana de estreno. Me refiero al reparto con actores de primera y al barroco derroche que intenta amalgamar todos los elementos de la estupidez contemporánea que vivimos hoy.

El corto circuito resulta inevitable. Me refiero, desde luego, al resultado artístico de la película que resulta fallida en su balance. El lenguaje jocoso empleado como crítica a la sociedad supuestamente ultra informada y esnob en la que vivimos, no absuelve de su sobre carga.

Hay un cometa en órbita en el sistema solar cuya trayectoria ha sido calculada con exactitud total y que chocará directamente con la Tierra y siendo de un tamaño descomunal (es del tamaño del Éverest y que destruirá nuestro planeta, llevándose a la vida perdurable a todos sus habitantes).

El problema es que a nadie le importa la tragedia inminente. Los gobiernos, los medios, las empresas lucrativas, etc., atraviesan por una etapa de estupidez generalizada. Cualquier semejanza con la realidad que vivimos es enteramente intencional.

Una película inmensamente larga que no resuelve el nudo que plantea, más bien divaga como toda obra en que lo que importa es sólo el sensacionalismo que está sobrecargado con elementos de una creatividad contradictoria y abusiva o más sutilmente llamada sería lo barroco o churrigueresco de la posmodernidad siempre deconstructora. Esta tan sobrecargada que según el “tomatómetro” (https://www.tomatazos.com/peliculas/622301/) No mires arriba tiene un “Consenso de Críticos que califican al filme por tener un tono irregular y un humor casi siempre barato que demeritan la crítica política y social a la que aspira. (el director Adam) McKay falla en retratar lo absurdo de la realidad por su énfasis en exagerarlo y su elenco apenas puede salvarlo. El reparto: Leonardo DiCaprio, Jennifer Lawrence, Meryl Streep, Jonah Hill, Rob Morgan, Mark Fylance, Timothée Chalamet y otros notables. Inevitablemente esta película sobrecargada de defectos retrata con ellos fielmente los signos de los tiempos que vivimos.

2.- El Caso Hartung, serie danesa de seis episodios, 2021. He aquí otro caso de una dirección colectiva en que un grupo de creativos se dedica a estirar el suspenso de esta obra hasta hacerla indigerible.

Ese grupo de creativos mete mano en la dirección y en la edición final del relato hasta sobresaturarlo con técnicas abusivas hasta hacerlo increíble e insoportable. A pesar de los hermosos paisajes se trata de una intriga nórdica que el crítico Steve Greene del Indie Wire: que es “Sombría, vistosa y retorcida, es como una novela criminal de aeropuerto, mantiene tu atención incluso siendo frustrante”.

Da también para el elogio de otros que, acostumbrados al volumen alto y a las técnicas sobrecargadas, les da por dejarse fascinar, aunque a otros nos ensordezca y atarante tanta complejidad.