Surfean menores autistas

Tijuana.- Jóvenes autistas “domaron” las olas de Rosarito acompaños y guiados por surfistas de Baja California y Estados Unidos, en un evento organizado por la asociación Amigos de la Libertad.

Fueron 35 menores con autismo los que participaron junto a 10 surfers, quienes se encargaron de llevarlos por las olas para que disfrutaran del clima y ambiente del mar rosaritense.

Los organizadores aseguran que el surf tiene efectos positivos en la salud de los menores autistas, así lo comentó Juan Ramos, titular de la asociación e iniciador de esta actividad.

“Estando ya en la tabla y en el agua, algo despierta dentro de ellos, les encantó, unos piensa que cuando viene la ola se van a espantar, pero algo les hace el agua y sienten”,expresó, “a cada uno les salía una sonrisa cuando antes no había nada”.

Pero consideró esto no solo se da con los jóvenes con autismo, sino también en los surfistas que sirven de guías.

“Se da algo mágico, cuando conocen a alguien que quiere ayudar son más cariñosos. Uno que resaltó ese día y que se me quedó grabado fue Pancho Palacios, era el que estaba en sintonía con esa parte: agarró a un niño a la tabla y al tocar el agua, se dio algo que no puedo explicar, el niño se relajó y disfrutó. La interacción cuando tienes un corazón que es de ayuda, le agarras cariño al niño, la interacción es fácil”, dijo Ramos.

Sobre los efectos de este deporte en los menores autistas, dijo que no hay estudios ni algo formal que sustente que el surf los apoya como tratamiento o terapia, pero las familias que han llevado a sus hijos han visto resultados positivos en los menores, por ejemplo en la ansiedad o a la hora de dormir.

Juan Ramos compartió que la idea de crear esta actividad nació luego de ver el efecto que tuvo el surf en la timidez de la hija de un amigo suyo. La muchacha experimentó un cambio tras surfear en un evento parecido en Estados Unidos.

Al no ubicar nada similar en Baja California, él mismo decidió organizar un día en el que surfistas experimentados acompañaran a los jóvenes autistas en el agua.

El titular de Amigos de la Libertad comentó que los surfistas voluntarios fueron convocados con ayuda de Keith “Hapa” Phillips, de Cristianos Surfers Ensenada, así como de la surfista rosaritense Penélope Leal Sánchez.

Antes iniciar actividades, los surfistas voluntarios fueron capacitados por la asociación Sonrisas de Autismo, encabezada por Guadalupe Esquivel.

De esta forma, ya sabrían cómo tratar adecuadamente a los jóvenes antes de subirlos a las tables, pues no todos los surfistas tenían experiencia en este tipo de actividades.

Previo a entrar al agua, los surfers se acercaban primero al mar junto a los niños para que ellos perdieran el miedo.

No todos los menores tienen la misma reacción, de manera que había que estar muy atentos al comportamiento de sus jóvenes acompañantes, pero todos luego de acostumbrarse, disfrutaron de las olas, al grado de que algunos quisieron una segunda vuelta y los surfistas estaban dispuestos a que pudieran hacerlo.

También hubo alimentos esa tarde, que fueron donados por Riders de la Baja, grupo fan del futbol americano, que proporcionó hot dogs, fruta, jugos y agua.

Para continuar con esta dinámica, buscarán que más surfers se unan a las actividades con los menores autistas, incluso estadounidenses, ya que es bien sabido que muchos de los surfistas en las playas de Baja California vienen del vecino país del Norte.

El objetivo, explicó Ramos, es hacer un evento grande en el estado, ya sea durante el verano o en abril, que es el mes del autismo.

Por lo pronto, señaló, tratarán de realizar una actividad pequeña cada mes.

Para conocer más sobre la actividad y/o ponerse en contacto, puede consultar la página: 

www.facebook.com/bajaautismsurfproject/