Suben las siembras del PV 2020 en el Valle de Mexicali

Fotografía: Cortesía.

Redacción/Infobaja

Mexicali.-El ciclo agrícola primavera-verano 2020 lleva un avance del 50.11% con la siembra de 25,392 hectáreas con cultivos diversos en todo el Valle de Mexicali, así lo a conocer Juan Manuel Martínez, Encargado del Despacho de la Representación Estatal de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural en Baja California.

Señaló que el cultivo algodonero presenta el mayor avance de siembra, con el establecimiento de 18,427 hectáreas, de un programa inicial de 32,433 hectáreas. La zona algodonera por excelencia, se ubica en los campos agrícolas del Centro de Apoyo al Desarrollo Rural (CADER) Benito Juárez, en donde se sembraron 7,531 hectáreas, este año.

El resto de los CADER, lograron la siguiente superficie: Hechicera 4,850 hectáreas; Delta 2,755 hectáreas; Cerro Prieto 1,869 hectáreas; Guadalupe Victoria 1,346 hectáreas y Colonias Nuevas con 76 hectáreas.

A dicho cultivo le sigue el sorgo forrajero en la modalidad de temprano y tardío con la siembra de 3,296 hectáreas. Hasta el momento, se reporta germinación de la planta en 3,247 hectáreas; de acuerdo a lo reportado por Carlos Zambrano Reyes, Encargado del Distrito de Desarrollo Rural 002, Río Colorado Valle de Mexicali-.

Martínez Núñez comentó que por superficie, sigue el maíz blanco temprano, con una superficie de 1,840 hectáreas. El cultivo del cebollín, se coloca en la cuarta posición con la siembra de 1,053 hectáreas. 1,012 hectáreas son de cebollín temprano, mientras que las restantes 41 hectáreas están en la modalidad de tardías.

Por otro lado, compartió que ya iniciaron las siembras del sorgo grano, temprano y tardío, con la suma de 510 hectáreas.

El Representante de la Dependencia Federal, agregó que se reporta la siembra de 266 hectáreas, con cultivos diversos, entre los que destacan el tomatillo con 171 hectáreas; melón con 47 hectáreas y sandía con 34 hectáreas, principalmente.

Finalmente, recomendó a los productores que están en el proceso de siembra, que se apeguen lo más posible a los paquetes tecnológicos que ya han sido  validados por el INIFAP; que aprovechen al máximo el recurso agua disponible y que traten de utilizar semilla certificada a fin de que logren un año agrícola más productivo y rentable.

Fotografía: Cortesía.