Stellantis

Por Juan José Alonso LLera

“Llegar juntos es el principio. Mantenerse juntos, es el progreso. Trabajar juntos es el éxito”.

Hoy el alquimista regresa a sus orígenes, a hablar de negocios y finanzas.

A principios del siglo pasado inició la carrera para la creación de motores de combustión interna, salieron al mercado una veintena de marcas americanas y europeas, el mundo avanzó, avanzó y avanzó, hasta crear autos modernos y las gigantescas automotrices como Ford, GM, Toyota, VW y algunas más. Después vino la época de los matrimonios y las alianzas, por ejemplo: Ford tenía en su catálogo a Land Rover, Jaguar, Aston Martin, Volvo y algo más, por otro lado, estaba GM, con Saab, Hummer, Alfa Romeo y demás, sin olvidarnos del desastroso amasiato entre Mercedes y Chrysler.

Este año en plena pandemia se anuncia la conformación de Stellantis NV. Un grupo automovilístico internacional ítalo-franco-estadounidense con sede en Países Bajos, que fue fundado el 16 de enero de 2021, fruto de la fusión entre Fiat Chrysler Automobiles y el francés Groupe PSA. El 18 de enero de 2021, el grupo da comienzo a su cotización en las bolsas de valores de Milán y París, y a partir del 19 de enero de 2021, en la bolsa de valores de Nueva York.

Este conglomerado explota y comercializa las marcas Fiat, Alfa Romeo, Lancia, Maserati y Abarth de FCA Italy, Jeep, Chrysler, Dodge y RAM de FCA US, y Peugeot, Citroën, DS, Opel y Vauxhall del Groupe PSA.

Stellanis, proviene del verbo latin “stello” que significa: brillar con estrellas

Pero ¿Quién es quién?

El divorcio entre Mercedes y Chrysler, en un principio la unión fue conocida en Daimler como ‘Merger of Equeal’ (algo así como fusión de iguales), si bien Chrysler descubriría después que Daimler nunca pretendió esto, y conllevó a una serie de problemas. Los alemanes vieron como inferiores a los americanos. Finalmente, Cerberus (una de las mayores compañías de inversión del mundo) se hizo con el control de Chrysler en 2007 al adquirir el 80.1% de las acciones (que, en aquel momento, valían 5,500 millones de euros). Dos años más tarde, Daimler vendió su parte (el 19.9% restante), lo que facilitó el camino a Chrysler para unirse con Fiat, al parecer los italianos sí los vieron de igual a igual con muchas oportunidades de mercado y de intercambio tecnológico.

Chrysler, la compañía fue fundada por Walter Percy Chrysler en 1925. Tiene sus orígenes en la Buick Motor Company, donde Walter Chrysler consiguió un trabajo menor tras conseguir el título de mecánico oficial de la Union Pacific con 20 años de edad, logrando hacer fortuna.

Fiat, en 1900 se inaugura en Corso Dante 35 la primera fábrica de estos autos. En sus 12,000 m² trabajaban 150 obreros. Durante ese año se realizan treinta Fiat 3 ½ HP, con una, dos y tres plazas vis à vis.

Peugeot se fundó en 1965 para formar el holding del grupo automotor del mismo nombre al cual se transfiere la “Société des Automobiles Peugeot”. En 1976 se lleva a cabo una integración con la también automovilística francesa Citroën

denominándose “PSA Peugeot-Citroën”. Estas dos marcas son las únicas que se quedaron en los activos de la empresa, teniendo en cuenta la anterior presencia de otras marcas ya desaparecidas de este grupo como la francesa Simca y la inglesa Talbot.

En fin, aquí la muestra de un grupo global con 3 distintas nacionalidades, 3 tipos de hacer vino, pero una sola visión y objetivo para comerse al mundo y competir contra VW, los americanos y el gigante chino que está apostando apropiarse del mercado del automóvil con muchas marcas propias y otras adquiridas como Volvo. Espero que todo esto repercuta en mejor diseño de productos y una mayor preocupación por la sociedad y el medio ambiente.