Solo por 100 días no será obligatoria la verificación vehicular

El Congreso de Baja California, en medio de una gritería de ciudadanos que acudieron al salón del pleno la noche del jueves, aprobaron una propuesta del PRI para que NO sea un requisito la verificación vehicular al momento de realizar el trámite de canje de la tarjeta de circulación 2014.

Las interrupciones y gritos de los asistentes a la sesión, que por momentos no dejaban escuchar las intervenciones de los legisladores, fue porque no se derogó la obligatoriedad de acudir a los centros de verificación, y sólo se otorga un periodo de 100 días de gracia.

Pasando los 100 días a partir de que la reforma al artículo 29 de la Ley que regula los Servicios de Control Vehicular sea aprobada en el Periódico Oficial, -lo cual se espera suceda el próximo lunes o martes-, volverá a ser un requisito la verificación vehicular para poder realizar el canje de tarjeta de circulación u obtención de placas.

Dentro de dicho término de los 100 días los automovilistas que al momento de realizar su canje de tarjeta de circulación lleven el certificado de verificación vehiculas se les otorgará un descuento del 12% en su pago.

La votación se dio en medio de constantes interrupciones por parte de grupos de la ciudadanía que exigían la derogación total de este requisito, sin embargo el diputado priista René Mendivil Acosta, uno de los inicialistas para llevar a cabo esta reforma, aclaró de manera enfática que en esta iniciativa no estaba en discusión si continuaba o no la verificación vehicular.

Explicó que el objetivo central fue encontrar una solución inmediata a las quejas de ciudadanos, que se han visto impedidos para cumplir con la obligación fiscal de regularizar sus vehículos.

Pero destacó que en el ánimo de los integrantes de la XXI Legislatura está el encontrar una solución definitiva a este problema.

Abundó que entre los propósitos para alcanzar tal fin, está la realización de mesas de trabajo en las que participen todos los sectores sociales para encontrar la mejor solución, sin que esto signifique que se vaya a eliminar la revisión de los vehículos con la finalidad de combatir la contaminación.

Dijo que se impulsará un proyecto para que los municipios participen como verificadores, especialmente con las unidades de transporte público.

La adenda propuesta fue aprobada por 18 votos a favor, dos abstenciones de los diputados José Francisco Barraza Chiquete y Felipe Mayoral Mayoral, así como tres en contra, de los Diputados Julio César Vásquez Castillo, Armando Reyes Ledesma y Roberto Dávalos Flores.

Dentro de lo que expresó el Diputado René Mendivil en representación de los grupos políticos destaca que: “de no atenderse los compromisos expresos en el plazo de 100 días, se regresará al origen de la propuesta”.

Una “vacilada”

El diputado  del PRD Roberto Dávalos votó en contra de las adhesiones que se hicieron a  la ley que regula los verificentros  por considerar que la derogación  de la obligatoriedad  de acreditar la verificación vehicular para  el canje de placas y tarjetas de circulación quedó solo en incentivos que no responden a las demandas de los ciudadanos  ni a la protección del medio ambiente sino a un origen meramente recaudatorio.

El presidente de la Comisión de Gobernación, Legislación y Puntos Constitucionales fue secundado por los diputados del Partido del Trabajo, Julio César  Vázquez Castillo y Armando Ledezma Reyes, quienes mantuvieron su posición de no estar a favor de los verificentros ni al cobro obligatorio en los mismos.

Dávalos Flores, dijo que  el resto de los diputados votaron a favor  de que solo en  los 100 días siguientes a la publicación  no será obligatorio  acreditar la verificación para hacer  el cambio de placas y tarjetas de circulación, pero pasando este periodo de gracia, los ciudadanos tendrán forzosamente que realizar  el trámite de verificación.

Esta  votación –expresó-  no responde a la iniciativa original de reforma que planteaba la derogación de la obligatoriedad del pago en los verificentros  y por lo tanto sostuvo su voto en contra, tras reiterar que  continúan las lagunas   en el origen que dio la medida  de los verificentros, los cuales atentan contra la economía de los bajacalifornianos pues es un impuesto más que no tiene razón de ser.

Dijo que pese a ello seguirá insistiendo para que el  Gobierno Estatal, transparente   de cara a los ciudadanos las cláusulas  que condensan  las concesiones  de verificentros que fueron otorgadas, porque de eso poco o nada se sabe.

En la sesión del pleno  reafirmó su voluntad por preservar el cuidado  del medio ambiente en la entidad, pero con acciones donde participen todos los actores sociales: Instituciones Educativas, Organismos defensores del Medio Ambiente, los tres niveles de gobierno y la sociedad en su conjunto y no de manera unilateral como sucedió con la imposición de los verificentros.

Destacó que   es palpable  el enojo de los ciudadanos  por la escalada de impuestos  que  dañan  su economía y habrán de tener un juicio inteligente sobre el actuar  de quienes impulsan estas medidas recaudatorias.

Finalmente sostuvo que  su voto  permanecerá inquebrantable  a la hora de defender acciones que atenten contra los ciudadanos  pues  en campaña hizo el compromiso  de  que el voto del PRD en el Congreso  será  de total respeto a los ciudadanos.