Sólo elementos preparados van a las filas de la Policía

TIJUANA.- El Director de la Academia de Seguridad Pública del Estado, José Fernando Sánchez González, sostuvo una reunión con los integrantes del Club de Rotarios del municipio de Playas de Rosarito, durante la que compartió los aspectos principales de la profesionalización en las instituciones de seguridad pública en Baja California.

José Fernando Sánchez González expresó que “Hoy en día y por ley, la Academia de Seguridad Pública del Estado (ASPE) es la única institución en la entidad encargada de formar y capacitar a todos los elementos policiales que pretenden integrar alguna corporación ya sea municipal o estatal”.

El funcionario dijo que “Los aspirantes a pertenecer a las filas de cualquier corporación policíaca de Baja California deben pasar por estrictos y rigurosos filtros establecidos en el Centro de Evaluación de Control y Confianza (CECC), para luego ser internados en el Centro de Formación y Capacitación Policial (Cenfocap), en donde reciben una formación denominada como inicial en la que se les capacita tanto en aspectos policíacos como en valores, ética y derechos humanos”.

Luego de egresar de la ASPE y ya como agentes en activo, los elementos entran a la fase de formación continua en la que constantemente son capacitados con cursos de actualización y especialización con el fin de profesionalizarlos en las actividades de seguridad pública de desempeñan.

La educación es sin duda un factor fundamental en la profesionalización de los guardianes del orden, por lo que la ASPE ha signado diversos convenios con prestigiadas instituciones de educación como lo son el Cetys Universidad y la Universidad Estatal de San Diego.

Derivado de dichos convenios el Cetys Universidad imparte la licenciatura en Seguridad Pública, y la Universidad Estatal de San Diego imparte la maestría en Ciencias Forenses, ambas dirigidas a agentes de las distintas corporaciones policiales.

Estos procesos tienen como objetivo el seguir con la profesionalización de los policías que vigilan las calles de Baja California, con el propósito de proporcionar mayor seguridad a las familias bajacalifornianas.