Sobresale la siembra de tomate en San Quintín

Fotografía: Cortesía

Redacción/Infobaja

Ensenada.- Con la siembra de 1,051 hectáreas, el tomate se coloca como el principal cultivo del ciclo agrícola Primavera-Verano 2019, en la modalidad de riego, en los campos agrícolas de San Quintín, Baja California, así lo dio a conocer Juan Manuel Martínez Núñez, subdelegado Agropecuario y Encargado del Despacho de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader).

Comentó que de acuerdo a lo reportado por el Centro de Apoyo al Desarrollo Rural (Cader) San Quintín, de la Sader, durante el actual ciclo agrícola se sembraron un total de 1,971 hectáreas, en la modalidad de riego, la mayoría de ellas con tomate.

Aclaró que el año pasado, durante este mismo ciclo, se sembraron 1,239 hectáreas y se cosecharon un total de 1,235 hectáreas de tomate; que arrojaron una producción de 91,683 toneladas del fruto y una derrama económica superior a los 1,293 millones de pesos.

El tomate de San Quintín se comercializa en Estados Unidos, principalmente.

Precisó el funcionario que la cédula de cultivos de esta zona, además del tomate contempla 524 hectáreas de cebolla; 128 hectáreas de calabacita; 72 hectáreas de ejote; 47 hectáreas de apio; 38 hectáreas de fresa y 110 hectáreas de cultivos varios, principalmente hortalizas.

Por otro lado, Martínez Núñez, comentó que en el rubro de los perennes, es decir, aquellos cultivos que están sembrados todo el año, repunta la frambuesa con 825 hectáreas; arándanos con 236 hectáreas y zarzamora con 85 hectáreas, 664 hectáreas de otros cultivos para dar un total de 1,810 hectáreas.

En total, entre los cultivos del ciclo agrícola primavera-verano 2019 y los perennes, en la zona de San Quintín, actualmente se tiene establecida una superficie de 3,781 hectáreas.

El Cader San Quintín está conformado por 38 ejidos, 13 colonias y 59 pequeñas propiedades. Cuenta con una extensión territorial de 3 millones 269 mil 019 hectáreas; de las cuáles, 12 mil hectáreas son para cultivos de riego; 24 mil hectáreas para cultivos de temporal; 3 millones 184 mil 312 hectáreas para agostadero; 63 mil hectáreas para el Parque Nacional y 5 mil 707 hectáreas que no tienen ningún uso.