Sobre el voto duro

Por El Informador

Sobre el voto duro

Cuando las campañas electorales estaban por comenzar y en la zona de arranque se preparaban varias candidaturas alternativas, más de un analista pensó que Tijuana se encaminaba derechito y sin escalas hacia el crepúsculo del bipartidismo. Con el desprestigio cargado a cuestas por el PRI y el PAN, todo hacía indicar que René Mendívil y Juan Manuel Gastélum tendrían que navegar contra el rechazo de buena parte del electorado.

Sin embargo, cuando las campañas  se acercan a su recta final, parece que el voto duro y corporativo de los dos partidos grandes les alcanza hasta ahora para redondear la cuenta y llegar al 5 de junio como favoritos. Mal que bien, las nóminas siguen pesando.

Cierto, hubo partidos y candidatos alternativos que hicieron muchísimo ruido, pero hasta ahora han arrojado magras nueces a la cuenta y a estas alturas apenas figuran. Por ejemplo, se esperaba que Héctor Osuna Jaime al menos fuera capaz de mover el tapete y quitarle votos al PAN, pues no poca gente lo recuerda como uno de los más eficientes alcaldes en la historia de esta ciudad, pero a estas alturas ya puede decirse que su candidatura simplemente pasó casi desapercibida.

A principios de año también se esperaba que Morena pudiera crecer, pero lo cierto es que los discípulos de Andrés Manuel López Obrador parecen hechos a la idea de que su tarea será meterle todo en 2018, pues en este 2016 simplemente no han crecido en la región.

También se esperaba un poco más de la empresaria Carolina Aubanel y su capital de 36 mil firmas que podrían en dado momento hacerle un boquete al PRI, pero por ahora no parecen alcanzarle para subirse al pódium. Por lo que a Gastón Luken respecta, es obvio que ha logrado darse a notar pues le ha metido dinero y creatividad de sobra a su campaña, pero no ha crecido al nivel que ellos mismos presupuestaban. Algunos de sus colaboradores, incluidos aspirantes a regidores, se han bajado del barco y parece que el entusiasmo inicial de la más hipster de las campañas se ha ido enfriando un poco. Por más que ha intentado aprenderle e imitarle, Gastón nunca será un Bronco.

Así las cosas, priistas y panistas están aceitando la máquina para jugarse las últimas cartas en lo que al final decide los triunfos o derrotas: la movilización de gente en el día D.

 

Contienda entre tres

¿Significa lo anteriormente expuesto que estamos en una contienda limitada a dos? Al menos esa es la idea que quiere vender el panista Juan Manuel Gastélum y el líder de su partido José Luis Ovando, pero los que saben cómo corre el agua en el drenaje profundo dicen que es, por lo menos, una contienda entre tres y el tercero en discordia se llama Julián Leyzaola.

Contra viento y marea, el teniente coronel sigue siendo la única amenaza seria a la hegemonía priista-panista. A estas alturas, lo único que podría inclinar seriamente la balanza hacia algún contendiente, es que algún candidato mediano se bajara del barco declinando a favor de alguno de los punteros.

Por cierto, a más de uno sorprendió la repentina ausencia de Julián Leyzaola el pasado domingo 15 de mayo, cuando horas antes celebrarse una caravana de apoyo, anunció por redes sociales que no estaría presente por tener que atender su tratamiento médico con células madre. ¿Será cierto o habrá habido algo más que no nos quieren decir?

No es la única. Leyzaola confirmó que asistiría el sábado 14 al programa de radio de emprendedores, dirigido por el también columnista de Infobaja, Juan José Alonso Llera, y tampoco asistió. Más de uno por ahí comenta la posibilidad de que el militar únicamente gusta tocar el tema de la inseguridad, pero realmente le da “ñañaras” hablar de otros tópicos, incluyendo los financieros, pues no trae gran cosa en su programa de gobierno en ese ramo.

 

En el resto del estado

¿Y cómo pintan las cosas en el resto de Baja California para el próximo 5 de junio? En la capital cachanilla, todo indica que lleva amplia ventaja el candidato del PAN, Gustavo Sánchez. Aunque no es una figura tan conocida como su contrincante priista, el periodista Antonio Magaña, lo cierto es que las opiniones en torno a la figura de Gustavo Sánchez son mayormente favorables, no así en el caso de Toño Magaña. Según algunas encuestas, hay hasta 10 puntos de diferencia en favor del candidato del azul y blanco.

En cuanto a Rosarito, donde es casi un hecho que la silla de Palacio Municipal la ocupará próximamente una mujer, la carrera luce pareja entre las dos principales aspirantes: la panista Mirna Rincón y la priista Laura Torres. En diversas encuestas desde hace un par de semanas ha ido arriba con una ligera ventaja el PAN, posiblemente producto de que el actual alcalde, Silvano Abarca, ha salido bien evaluado, pero bueno, todo puede cambiar. Otros aspirantes, como “el vaquero” Roberto Esquivel Fierro de Morena, Blanca Madrigal del PES y Javier Hernández Tovalín de Movimiento Ciudadano, se encuentran muy por detrás.

Donde el PRI sí luce seguro es en Tecate, municipio en el que también las principales aspirantes son mujeres y Nereida Fuentes luce fuerte. Y por parte de la Cenicienta del Pacífico, años atrás bastión panista en Baja California, ahora parece que quien va a la delantera es el candidato de la coalición PRI, PVEM, PT y Nueva Alianza, el diputado con licencia Marco Antonio Novelo. Pero todavía faltan algunos días y el abanderado panista, el empresario Carlos Loyola Peterson, no se encuentra tal lejos, de modo que está por verse.

 

Cultura priista

A más de uno sorprendió que René Mendívil, el candidato del PRI y la chiquillada arrimada al tricolor, presentara una agenda tan completa de propuestas en materia de cultura. La verdad sea dicha, a Mendivil no se le conoce interés o filias en temas artísticos a los que parece ser totalmente ajeno, al margen de que la cultura no suele ser prioridad para las campañas priistas. Se hubiera esperado que el equipo de Gastón Luken, por ejemplo, presentara algo más ambicioso en la materia. Pero Mendívil habló de cultura hace un par de semanas en El Lugar del Nopal y se le vio recientemente en un evento en el Centro de Artes Musicales (CAM).

La razón por la que Mendívil salió con una agenda cultural tan amplia y bien trabajada, se llama Cecilia Ochoa, quien sí le sabe al tema y asesoró muy bien a su candidato. Los que saben dicen que lo único seguro es que de ganar Mendívil ya se sabe quién dirigirá el Instituto Municipal de Arte y Cultura.

 

De un bando al otro

Bueno, y aprovechando que hablamos de Mendívil, ahora resulta que la Perla Nevarez Cerón, quien buscaba la diputación por el Distrito 16 bajo la bandera del Partido de Baja California, decidió dejar a los chiquitos e irse con uno de los grandes: declinó su participación en la contienda y ahora pide votos para Mendívil. ¿Dónde queda la congruencia política?

 

Infarto

Vaya susto el que dio Manuel Guevara, titular de la Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Urbano, quien tuvo que ser internado de emergencia por un infarto. Quienes lo conocen, saben que Manuel es un 24/7, un workaholic que jamás apaga la máquina, pero a veces el cuerpo avisa y manda alertas rojas. Por fortuna Guevara se recupera favorablemente.

 

De luto el PAN

Los panistas, todavía de luto en esta frontera por el fallecimiento de Carlos Montejo Favela, ahora tienen duelo nacional con la muerte de uno de los pilares de Acción Nacional, Luis H. Álvarez, quien murió el miércoles 18 de mayo a los 96 años de edad. El empresario y político chihuahuense ocupó diversos cargos y candidaturas con su partido y buscó la presidencia de México en 1958, misma que perdió ante el priista Adolfo López Mateos. Bajo la dirección de don Luis, el PAN dio grandes avances a finales de la década de los ochenta e inicios de los noventa. Ernesto Ruffo Appel se convirtió en el primer gobernador panista al conseguir el triunfo sobre Margarita Ortega del PRI en 1989, con Luis H. Álvarez como presidente nacional del PAN. Descanse en paz.

 

Apapachan a don Alfonso

Quien estuvo muy festejado y apapachado por sus primeras 80 primaveras, fue Alfonso López Camacho, el fundador de la Feria del Libro de Tijuana y dueño de la Librería El Día. Fue hace ya 36 años, en la primavera de 1980, cuando López Camacho encabezó el esfuerzo de unir a los libreros de Tijuana y sacar los libros a la calle. Tres décadas y media después, la Feria del Libro se consolida como el gran evento cultural de la región.

A todo eso, la Feria del Libro de Tijuana continúa hasta el domingo 22 de mayo, de modo que todavía hay tiempo para que los candidatos se den su vuelta en un intento de robar cámara mientras afirman que en su administración habrá un impulso a la lectura. A manera de recomendación, se sugiere a los aspirantes hacer un acordeoncito en donde anoten los nombres de tres libros con sus respectivos autores y se tomen la molestia de consultar Wikipedia, pues nunca falta un reportero preguntón que los haga quedar en ridículo.

Ya se sabe que cuando los políticos la quieren jugar de cultos y se acercan a las ferias librescas en afán de ganar puntos, acaban teniendo patinazos de antología. Ojalá sus asesores les hagan ver la diferencia entre Gabriel García Márquez y Paulo Cohelo, les expliquen que José Luis “Bogues” no existe y que Octavio Paz y Carlos Fuentes ya fallecieron. Ojalá que al menos se tomen la molestia de leer los libros que seguramente comprarán para pararse el cuello y ojalá se acuerden de las tristísimas bibliotecas públicas de Tijuana, que se están cayendo en pedazos.