Sepultaría a pequeños comercios nuevo cobro de licencia sanitaria: Presidenta de Canacope

Redacción/Infobaja

Tijuana.- La Presidenta de la Cámara Nacional de Comercio en Pequeño (Canacope) de Tijuana, Gina Villalobos, calificó de aberrante la iniciativa que los diputados locales pretenden imponer para el cobro de una nueva licencia sanitaria.

En medio de la crisis económica por la que atraviesan los negocios, causada por la pandemia de covid-19, Villalobos señaló que los afiliados están consternados por la actitud del Congreso de Baja California, al apoyar dicha propuesta del gobierno estatal, a través de la Comisión de Salud.

«Pretenden reformar, entre otros, el artículo 153 de la Ley de Salud Pública del Estado, que tiene por objeto imponer a los comercios y establecimientos de servicios, el tramitar y pagar una licencia sanitaria», indicó.

La iniciativa contempla 10 giros que entran en esta regulación: expendios de alimentos, bebidas alcohólicas y no alcohólicas; los que presten asistencia social; los rastros; las albercas y baños públicos.

Asimismo, los centros de reunión y espectáculos; los dedicados a la prestación de servicios estéticos como peluquerías, salas de belleza o masaje; los de hospedaje; las funerarias; los transportes de carga de alimentos y perecederos; y los centros de desarrollo infantil.

 

«No estamos en contra de que se regule y se establezca una normatividad, porque traería beneficios a la salud colectiva; en lo que no estamos de acuerdo es en que se imponga un cobro», destacó Gina Villalobos.

 

Recalcó que lo aberrante es que los legisladores actúen sin la menor empatía con el sector económico, ya de por sí lastimado por la crisis sanitaria que les ha obligado a muchos a permanecer cerrados, pero pagando impuestos, rentas y nóminas.

 

Consideró que la iniciativa de reforma es una falta de sentido común y hasta ofensiva, ya que el objetivo es reactivar la economía, no sepultarla, además que no se consultó en ningún momento a los organismos como Canacope, a pesar de que existe una Ley de Cámaras Empresariales y sus Confederaciones.

“Definitivamente, repudiamos la propuesta y hacemos un llamado a los diputados del Congreso de Baja California para que se pongan del lado del sector productivo y de la propia ciudadanía, que es siempre la más afectada con cada aumento de impuesto o implementación de uno nuevo», finalizó la líder.