Señala Blake influencia criminal en INM

CIUDAD DE MÉXICO.- El secretario de Gobernación, Francisco Blake, informó que seis ex funcionarios del Instituto Nacional de Migración (INM) están arraigados por vínculos con el crimen organizado y 61 fueron dados de baja por conductas ilícitas.

De acuerdo a a información de Excélsior en su portal de Internet, al comparecer ante legisladores de la Comisión Permanente, Blake advirtió que la depuración, reestructuración y fortalecimiento del instituto “van en serio y están en un punto de no retorno”, porque necesita “una manita de gato, una reestructuración profunda”.

En ese contexto, precisó que en el organismo mil 180 agentes ya fueron evaluados y mil 578 están en proceso de certificación.

El titular de Segob comentó a diputados y senadores que el crimen organizado y la diversificación de sus actividades hacen más grande el reto del gobierno federal, pues utilizan a los migrantes en sus redes de extorsión, amenazas y violencia.

Recordó que “es necesaria la corresponsabilidad y trabajar juntos, para fortalecer las instituciones, en el caso de Chiapas, Tabasco, Campeche, Quintana Roo y Oaxaca”.

Lo importante, dijo, es sí regularizar el paso de los migrantes, pero también desmantelar las bandas.

“Son los criminales los que generan esta violencia”, indicó.

De igual forma, el funcionario federal explicó a los legisladores que en la matanza de migrantes en Tamaulipas, el año pasado, estuvieron involucrados menores de edad de 14 y 15 años.

Hallan mano del crimen en INM

El secretario de Gobernación, Francisco Blake, advirtió que la depuración y fortalecimiento del Instituto Nacional de Migración (INM) “va en serio y está en un punto de no retorno”, porque necesita una reestructuración profunda”.

Así, en el INM se dieron de baja 61 funcionarios y seis están arraigados por sus presuntos vínculos con el crimen organizado; mil 180 agentes fueron evaluados y mil 578 están proceso de certificación.

Blake también anunció la intención del gobierno federal de crear una policía fronteriza tanto en el norte como en el sur del país, con un perfil “más protector que persecutor del crimen”, a fin de acompañar a los migrantes que cruzan por territorio nacional.

Anoche, al comparecer ante senadores y diputados federales de la Primera Comisión de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, el secretario de Gobernación informó que entre los responsables de las matanzas de inmigrantes en San Fernando, Tamaulipas, hay menores de edad.

“(Es) inexplicable que de repente en una localidad haya más de 47 hallazgos y nadie se dé cuenta de lo que está sucediendo; desgraciadamente en este tipo de situaciones ha habido muchachos. Sé que estoy limitado para decir estas cosas, pero menores de edad, francamente menores de edad de 14 o 15 años, participaron en estos hechos criminales”, reveló el funcionario en alusión a las fosas halladas en Tamaulipas desde agosto del año pasado.

El titular de Gobernación recordó que en el caso existen 86 responsables identificados, 81 de los cuales ya tienen orden de aprehensión.

En cuanto al caso de 80 inmigrantes presuntamente desaparecidos en la población de Medias Aguas, municipio de Sayula, Veracruz, Blake destacó que no hay indicios de que se trate de un secuestro.

No hay marcha atrás

Respecto a la depuración del INM, Blake aseguró que “hemos iniciado un profundo proceso de evaluación de los funcionarios y servidores que trabajan en el Instituto. El reto es grande, como grande es la dimensión del fenómeno migratorio y grande la responsabilidad ante el migrante, pero la depuración, la reestructuración y fortalecimiento de esta institución va en serio y está en un punto de no retorno, estamos empeñados en ser consecuentes en nuestra política migratoria.

Blake destacó que es necesario transitar a modificar las estructuras de la propia regulación, donde “se le ve el rango legal, por ejemplo, al Instituto Nacional de Migración, yo estoy convencido al igual que ustedes que necesita una manita de gato profunda ¿no? Que necesita una reconstrucción profunda para que estén precisamente a la altura del reto y desafío que tenemos como país”.

Comentó a los legisladores federales, que el crimen organizado y la diversificación de sus actividades hacen más grande el reto del gobierno federal, pues utilizan a los migrantes en sus redes de extorsión, amenazas y violencia.

Respecto a la policía fronteriza, dijo que se necesita “una nueva policía acreditable, confiable, algunos me han expresado que pudieran ser por secciones, yo los visualizo un poco como en el terreno de los Grupo Beta, más digamos orientadores y que protejan precisamente al paso de los migrantes”.

Se inicia en Senado debate sobre defensores de derechos humanos

 El Senado comenzó el análisis de la propuesta de mecanismo de protección de defensores de los derechos humanos, ante la situación de vulnerabilidad que viven en el territorio nacional.

Los legisladores escucharon a la ONU, la CNDH y a quienes han sido víctimas de violación de sus derechos humanos. Durante el encuentro, la CNDH habló del reporte oficial de este tipo de violaciones que hizo público ante el presidente Felipe Calderón al principio de este mes.

Fernando Batista, quinto visitador de la CNDH, recordó que de 2005 a 2011 se registraron 523 expedientes de quejas con motivo de agresiones a defensores, “tan sólo en 2010 se presentaron más de 48 expedientes, lo que implica un incremento de ciento por ciento en el número de quejas.

“Desde 2005 aumentó en 400% las solicitudes de medidas cautelares y se han emitido 33 recomendaciones”, dijo.

Aseguró que “cada atentado en perjuicio de un defensor o de un periodista es un atentado a la vigencia del Estado de derecho y a la vida democrática del país”.

La noche del miércoles, durante la audiencia pública La Situación Actual en México de los Defensores Humanos y Periodistas: Un Llamado para su Protección, Javier Hernández, representante de la oficina en México de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, recordó que el reporte de la CNDH pone atención en un punto sensible, que es la existencia de un mayor número de agresiones a los defensores de derechos humanos a los reportados oficialmente.

Cleominio Zoreda, secretario de la Comisión de Derechos Humanos del Senado, celebró el encuentro y reiteró la disposición del Senado para construir un instrumento que les ofrezca garantías en la realización de su trabajo.