Sembrando miedo a las matemáticas

Por Héctor Fernando Guerrero Rodríguez

En una ocasión escuché a un maestro de primaria decirles a sus alumnos que la matemática es la ciencia que quita la paciencia y las ganas de estudiar. De primera instancia puede sonar una expresión un tanto graciosa, pero si se analiza con mayor detenimiento, es preocupante que algunos de los responsables por la educación de los niños les transmitan este tipo de mensajes y empiecen a sembrar la semilla del terror a una disciplina que lejos de ser desagradable, puede convertirse en algo interesante, divertido y eventualmente hasta útil en términos de desarrollo de competencias técnicas a nivel profesional.

Recientemente se dio a conocer una declaración del rector de la UABC, Juan Manuel Ocegueda que en un estudio entre 65 países, México ocupa el lugar 53 en Matemáticas y agregó que solo el 4% de nuestros estudiantes que aplican el examen salen altos. El 55% salen bajos en Matemáticas.

Por otro lado hemos visto que el sector que más empleos genera en nuestra región es sin duda alguna el de la manufactura en donde los perfiles más demandados son los relacionados con ingenierías, disciplinas que como es ampliamente sabido se basan principalmente en conocimientos matemáticos.

Sin embargo el mayor número de los egresados a nivel universitario no provienen de carreras de ingeniería, provienen mayormente de carreras socioeconómicas. Ya que al momento de elegir una carrera universitaria, un número importante de aspirantes trata de evitar seleccionar aquellas carreras que tengan una alta carga de materias relacionadas con matemáticas, contribuyendo así a la escasez de ingenieros.  Muchos de los que evitan las matemáticas fueron alumnos con bajo rendimiento en dicha materia más como resultado del uso de métodos didácticos poco efectivos para su enseñanza que por falta de capacidad del estudiante.

En el estudio “Ingeniería: temas, problemas y oportunidades para el desarrollo”. Elaborado con las aportaciones de más de 120 especialistas en ingeniería del mundo entero afirma el director del informe de la UNESCO, Tony Marjoram que “El menor atractivo de los estudios de ingeniería entre los jóvenes se debe, al parecer, a que éstos los consideran aburridos y difíciles”

Maestros que siembran entre sus alumnos el terror por las matemáticos; mismos alumnos que por su resultante aversión por esta materia obtienen un bajo desempeño y por lo mismo evitan a toda costa dedicarse a alguna profesión en la que el conocimiento matemático sea la base. Es así como se conforma un círculo vicioso a su vez genera una pobre proveeduría de ingenieros al mercado laboral y rezago en el desarrollo tecnológico del país.

El doctor en ciencias matemáticas Adrian Paenza comenta que la matemática es una cosa viva y no muerta y que en su experiencia como docente su responsabilidad es la de transmitir ideas en forma clara y gradual. Se necesita de encontrar complicidades en los alumnos.

Es de suma importancia que los maestros de los niveles de educación básica paren de sembrar el miedo por las matemáticas y que esta materia sea impartida de manera entretenida, interesante pero sobre todo práctica.  Ya que como lo afirma Adrian Paenza: la teoría tiene que estar al servicio de la práctica. Primero están los problemas y mucho después, la teoría.

 

Correo: hector.guerrero@medtronic.com

Twitter: @HectorFGuerrero

 

*Gerente de Recursos Humanos Medtronic México. Ex Presidente de ARHITAC.