Secuestran a niña y le ponen explosivos

PAKISTÁN – Una niña de 9 años que se dirigía a la escuela fue secuestrada por extremistas que la obligaron a colocarse un chaleco con explosivos para un atentado suicida contra un retén paramilitar en Pakistán, afirmó la policía el lunes.

 
La niña dijo, al igual que la policía, que logró escapar de sus captores cuando la instruían para el ataque en el Noroeste del país.
 
Sohana Jawed, quien cursa el tercer año de primaria, relató que fue secuestrada el sábado cerca de su casa en la ciudad de Peshawar y llevada al distrito de Lower Dir, en la localidad de Timergarah, a unas cuatro horas por carretera, donde fue encontrada el lunes.
 
La policía de Lower Dir presentó a Jawed en una rueda de prensa, donde la niña —con uniforme escolar— relató su versión. Pero las autoridades policiales de Peshawar informaron que no recibieron ningún reporte de una niña desaparecida ni habían identificado a un habitante con ese nombre. Los primeros informes policiales sobre incidentes de seguridad en Pakistán están equivocados algunas veces.
 
Los extremistas que operan en el país han utilizado con frecuencia a muchachos para cometer ataques, pero el uso de muchachas es raro.
 
Jawed dijo en la conferencia de prensa que fue asida por dos mujeres cuando iba a la escuela y que la introdujeron por la fuerza en un automóvil en que estaban dos hombres.
 
Alguien del grupo le puso un pañuelo en la boca que la dejó inconsciente, dijo Jawed en declaraciones a una televisora local.
 
Luego, una mañana despertó en una casa extraña y "los hombres y mujeres me forzaron a colocarme un chaleco pesado y me pusieron de nuevo en el automóvil", indicó.
 
El chaleco contenía casi nueve kilos (20 libras) de explosivos y parecía tener un dispositivo de detonación a distancia, dijo el jefe policial de Lower Dir, Salim Marwat, en declaraciones a The Associated press.