Secretario de Desarrollo Económico pronostica un buen 2018

"Tenemos que meterle todos los kilos" para cerrar bien el próximo año, dijo Carlo Bonfante Olache. Fortografía: Roberto Córdova-Leyva

Por Roberto Córdova-Leyva

Tijuana.- Pese a la incertidumbre que genera la situación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), 2018 promete ser un buen año para la economía bajacaliforniana, aseguró Carlo Humberto Bonfante Olache.

El titular de la Secretaría de Desarrollo Económico del Estado (Sedeco) explicó que lo peor que podrían hacer el gobierno estatal es ponerse nervioso ante la intimidación del presidente estadounidense Donald Trump de abandonar el TLCAN.

“Yo creo que el año que entra va a estar bueno el año, pero también hay que reconocer que mediante los anuncios, amenazas y condiciones que el mismo Trump comienza y genera todos los días, nos quedamos en incertidumbre”, señaló, “vean el peso cómo se está moviendo, pero hay que guardar la calma y la tranquilidad”.

Abordado por los medios de comunicación en la inauguración del Advanced Manufacturing Meeting 4.0, en donde acompañó al gobernador del Estado, Francisco Vega de Lamadrid, Bonfante Olache opinó que muchos de las discusiones sobre el Tratado que pondrían al país en desventaja no prosperarán, ya que México optaría por salirse.

“A mí lo que me preocupa más de este aumento es la cuestión de los impuestos y bajada de los impuestos americanos. Eso para mí es muy complicado porque si hablan a empresas norteamericanas, le puede corresponder el pensar de que posiblemente su inversión le vaya a funcionar mejor dentro de Estados Unidos, que son de estados muy agresivos, como Alabama, Texas, Nuevo México, donde hay niveles de atracción de inversión importantes”.

Es por ello que Baja California está amarrando tratos en otras partes, incluyendo una empresa automotriz asiática que calificó como “importante” y cuyo anuncio se dará a finales de este año o inicio del 2018, así como otras noticias trascendentes para la economía estatal.

“Vamos a anunciar una inversión que no se había dado para Mexicali en incentivos médicos, muy importante, una de las más importantes de inversiones que hemos tenido en los últimos años en esa materia, que Mexicali y Tijuana son líderes a nivel nacional”, indicó.

“Yo tengo que estar sobre todo concentrado en que lo que traigo incubando de hace un año, año y medio, y va caminando, lo pueda cerrar para el ‘18, así como cerramos el ‘17, cerramos el ‘16 y cerramos el ‘14. Si me voy yo ‘Que dijo Trump esto y ya se va a acabar el mundo’, sería yo el peor secretario de Economía que existiera, porque me tendría que ir a mi casa y yo tengo que estar motivado en mi trabajo, ¿sino para qué lo agarro?”, señaló.

“Yo creo que vamos bien. La economía de Baja California trae 4 mil millones de dólares anuales”, añadió.

Bonfante Olache explicó que ante todo, a los posibles inversionistas les interesan cinco cuestiones: energía a buen precio, abastecimiento de agua, transporte y conectividad, un puerto eficiente y comunicación por tren.

“Para que la economía de Baja California se siga sosteniendo en ese crecimiento, ¿qué le tienes que dar a un inversionista? Certidumbre, tranquilidad, incentivos. ¡Ah, pero no incentivos como otros estados que dan tierra y dan una bola de cosas! Aquí lo que quieren es energía más barata, agua, transporte, que tenga conectividad, un puerto más productivo o más eficiente, y vías de comunicación a través de tren”, dijo.

“Estamos trabajando en esos cinco ejes y yo espero que en el ‘18, ya el puerto del Sauzal tenga el punto de arranque del proyecto, el aeropuerto de Ojos Negros ya tenga un arranque de obra, la energía, con todas las energías que estamos trayendo al estado bajen los precios. Está muy cara la energía que tenemos ahorita, no podemos competir con California que tiene precios más baratos que nosotros, hay que trabajar en eso. Y el agua, que tanto se ha trabajado en el agua. Si no tenemos agua aquí en este estado, y sobre todo en Tijuana, es más complicado traer empresas que tengan que requerir agua”.

Tijuana representa 53% de la economía de Baja California, informó, y podría tener un crecimiento mayor bajo las condiciones adecuadas.

“Lo que falta muchas veces en Tijuana es entender nosotros las condiciones para que los problemas se solucionen, problemas que tienen muchísimos años”, dijo y señaló entre otros la falta de agua, no contar con tren en funcionamiento, tarifas eléctricas, las limitantes actuales del puerto de Ensenada y la necesidad de agilizar los cruces fronterizos terrestres.

“Todo eso, yo les aseguro que se va a consolidar en el ‘18, porque estamos trabajando con el gobierno federal, ya en el cierre de su ejercicio de ellos, y el último, penúltimo año de nosotros”, comentó. Entonces ahí tenemos que meterle todos los kilos a que el ‘18 sea el año del cierre, porque el ‘19 nos vamos a ir al tema de la sucesión y va a ser más complicado para todos. Entonces yo creo que va a ser ahorita el mejor año”.