Se recupera Rivers

Por Dante Lazcano 

Todo parece indicar que el último año de contrato de Phillip Rivers con los Cargadores de San Diego lo cumplirá con una espalda sana y sin la necesidad de ser intervenido de la supuesta hernia que se le generó durante el año pasado.

 

Lo anterior se desprende del hecho que el pasador del equipo del rayo tiene una vida normal en términos que ya practicó sesiones de tenis además que fue a pegarle a la pelota de golf, en ambos casos no sintió molestias además que su rutina de pretemporada la trabaja como siempre lo ha hecho desde que se convirtió en profesional.

El jugador confirmó que no habrá cirugía y de paso la lesión en las costillas también ya sanó y aunque dijo que será evaluado mensualmente seguramente el cuerpo de entrenadores lanzó un suspiro de alivio pues  en caso que al pasador le hubieran metido cuchillo seguramente hubiera estado en forma de partido hasta octubre.

Ahora la directiva tiene el compromiso de ponerle enfrente a una Buena línea ofensiva ya sea mediante el draft o la agencia libre, pues insisto, si las 7 capturas que sufrió Rivers en el cierre de temporada ante Kansas City no es e indicativo de por dónde tienen que empezar, no sé lo que harán.

 

De esas cosas incomprensibles

Muchas veces uno no sabe por qué ciertas cosas suceden, como por ejemplo la decisión de Pete Carroll, entrenador en jefe de los Halcones Marinos de Seattle, de mandar pase en lugar de correr el balón cuando estaban a 26 segundos de concluir el partido, tenían a Marshawn Lynch corriendo la bola y tres downs más.

Lo que son las cosas, Lynch, apodado la Bestia, sólo colaboró con una de las 54 anotaciones que hizo el equipo en todo el año con un acarreo a zona prometida de una yarda, de hecho anotó 13 veces por tierra y colaboró con otros cuatro touchdown por aire tan sólo en temporada regular.

Pero lo realmente sorprendente, y gracias al lic. Atilano por el dato, es que los volátiles tuvieron una efectividad de casi el 80% en jugadas de anotación de menos de tres yardas pasando la bola, lo que habla por qué en esa tan criticada decisión decidieron volar la bola que correrla.

No olvidemos que el futbol americano es un deporte de tendencias y la estadística es la que marca la pauta, sólo que un chispazo de anticipación demostró que en el campo al final los números no pesan.

 

Números y más números

Si alguien duda de la penetración e importancia de contar con una solida plataforma en redes sociales, una vez que ya pasó toda la cuestión contable, la cruda y las constantes críticas de por qué un equipo hizo esto y no aquello, la NFL reveló que tan sólo en Facebook se registró que más de 65 millones de personas se unieron a conversaciones en relación al Super Bowl XLIX.

 

De hecho fueron 265 millones de comentarios y “likes” los que se contabilizaron, pero si no queda clara la importancia de las redes sociales, Twitter reportó que se hubo 28.4 millones de tweets con contenido relativo al juego durante el juego, medio tiempo y 30 minutos después que concluyó, lo que convirtió al pasado juego de campeonato en el mas tuiteado.