Se prevén lluvias por el resto del mes

Por Manuel Villegas

Las lluvias que se registraron del martes 19 hasta el jueves 21, son las primeras que se esperan sobre la región esta temporada de acuerdo con los pronósticos disponibles en portales meteorológicos como The Weather Channel y el Servicio Meteorológico de San Diego, el Nacional de México y el del sistema NOAA de Estados Unidos. La llegada de otra tormenta se espera para el 27 de noviembre y hasta los primeros dos días de diciembre.

Por ello, las autoridades piden tomar medidas de prevención para evitar contingencias y accidentes en vialidades.

En un lapso de 20 horas las lluvias de esta semana dejaron saldo de 16 lesionados y 136 hechos de tránsito, además del aviso de desalojo a más de 30 familias en la zona devastada por hundimiento y deslizamiento del terreno en Lomas del Rubí, donde los residentes se negaron a salir, pese al riesgo de permanecer en el sitio ante la probabilidad de más lluvia.

José Luís Rosas Blanco, director de Protección Civil de Tijuana, dijo que las precipitaciones registradas desde la noche del martes a la tarde del miércoles ponen en riesgo a familias que viven en un costado de la calle Liberal Patria. Es la zona más afectada hasta el momento por el deslave, dijo, con varias casas etiquetadas en rojo, “por lo que se les pidió a desalojar sus viviendas”; esto en un sitio de alto riesgo muy conocido en el municipio porque durante cerca de dos años ha ocurrido el derrumbe de más de 300 viviendas.

En atención a denuncias de los mismos vecinos, las acciones de las diversas dependencias municipales se centraron en la intervención de Bomberos y Protección Civil para –con apoyo del gobierno federal y la Guardia Nacional- limpiar un pluvial tapado por un particular, lo que inundó otras casas y generó encharcamiento.

De acuerdo con informes del gobierno municipal, aunque hay un albergue con capacidad para recibir a un centenar de familias, hasta la tarde del miércoles no había sido utilizado; aunque se mantendrá en operación hasta que se retire el aviso de lluvias en el municipio.

En un recorrido por diversas zonas de la ciudad, no se observaron daños graves ni encharcamientos fuertes como en lluvias anteriores, además de poco tráfico por la decisión que se realizó de suspender clases en el municipio, instrucción que abarcó a Playas de Rosarito y Ensenada por parte de la Dirección Estatal de Protección Civil y del Sistema Educativo Estatal.